Ni siquiera sé quién es Manny Pacquiao: Mayweather Jr.

Ahora, 'Money' está concentrado en enfrentar al mexicano Saúl Álvarez, y cuando es cuestionado por un futuro combate contra el 'Pacman', el norteamericano desconoce quién es ahora.
Ahora, 'Money' está concentrado en enfrentar al mexicano Saúl Álvarez, y cuando es cuestionado por un futuro combate contra el 'Pacman', el norteamericano desconoce quién es ahora.
 Ahora, 'Money' está concentrado en enfrentar al mexicano Saúl Álvarez, y cuando es cuestionado por un futuro combate contra el 'Pacman', el norteamericano desconoce quién es ahora.
Las Vegas, Nevada -
  • Pacquiao regresará a los ensogados casi un año después para enfrentar a Brandon Ríos 

Hace unos meses, un combate entre Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao era el mayor espectáculo que se esperaba en la última década; pero un KO de Juan Manuel Márquez en diciembre al filipino esfumó la posibilidad de una pelea que estaría valuada en 100 millones de dólares.

"No hay ningún rufián, es una imagen que los críticos eligieron. Mi imagen es asegurarme de que mis hijos reciban la mejor educación y proporcionarle una vida cómoda a mi familia"

Ahora, ‘Money’ está concentrado en enfrentar al mexicano Saúl Álvarez, y cuando es cuestionado por un futuro combate contra el ‘Pacman’, el norteamericano desconoce quién es ahora.

"Ni siquiera sé quién es ese (Manny Pacquiao)", dijo Mayweather, mientras golpeaba a un sparring en sesión de entrenamiento en Las Vegas.

Después del nocaut en diciembre, Pacquiao regresará a los ensogados casi un año después para enfrentar a Brandon Ríos; en caso de que quiera medirse ante ‘Money’ en un futuro tendrá que convencer en Macao que aún tiene el nivel para enfrentar al actual mejor libra por libra del mundo.

Por otra parte, la pelea entre ‘Money’ y ‘Canelo’ es la segunda de las seis peleas acordadas con Showtime, que se lo arrebató a HBO para ayudar a vender suscripciones de cable y construir su marca de boxeo.

Mayweather dijo que el contrato de seis peleas serán los últimos de su carrera, aunque a los 36 años no parece haber perdido nada de los reflejos o la velocidad que le han ayudado a ganar 44 combates en su vida profesional, que comenzó tras los Juegos Olímpicos de 1996.

Lo que ha cambiado es la forma en que Mayweather se promociona, aunque él dice que no ha cambiado.

Desde que salió de una cárcel de Las Vegas después de cumplir 64 días por cargos de violencia doméstica el año pasado, Mayweather ha sido el modelo de la cortesía y la buena educación, un marcado contraste con el personaje de chico malo que lo convirtió en una gran atracción a lo largo de los años.

Esa es una razón por la que el programa All Access de Showtime sobre la pelea Mayweather-Álvarez pareció un poco aburrido en el primer episodio.

Por supuesto, allí estaban las tomas de rigor de Mayweather y Álvarez cara a cara y juntos en una gira de promoción de la pelea, pero no había drama de los combates anteriores de Mayweather, cuando se le veía gritar a su padre o contar fajos de billetes de 100 dólares con su antiguo amigote, el rapero 50 Cent.

Eso vendía paquetes de televisión de pago a personas que gastaban su dinero con la esperanza de ver a Mayweather o bien victorioso o bien noqueado. Pero Mayweather parece haber superado ese papel, o simplemente no quiere interpretarlo más.

"¿Qué quieres decir con imagen? Mi imagen siempre ha sido la de un animador, pero en casa soy un gran padre", dijo Mayweather. "No hay ningún rufián, es una imagen que los críticos eligieron. Mi imagen es asegurarme de que mis hijos reciban la mejor educación y proporcionarle una vida cómoda a mi familia".

Si el nuevo Mayweather es un tipo amable y gentil fuera del ring, algo también ha cambiado en el interior. Sus peleas a veces tendieron a convertirse en asuntos tediosos mientras intentaba ganar sin recibir golpes, pero en los últimos años ha cambiado un poco su estilo y se ha vuelto más agresivo y desprevenido.

Eso se vio el lunes cuando correteaba a dos sparrings en el cuadrilátero, golpeándolos con ganchos de izquierda y puños diestros al tiempo que mantenía un flujo constante de parloteo. El corto período de tiempo entre peleas debería ser beneficioso para Mayweather a su edad, y ya está dentro del peso de 69 kilos (152 libras) necesarios para la pelea.

"Volví tan rápido que todavía estoy en forma", dijo. "Me siento bien, muy bien".

Los fanáticos del boxeo también deberían sentirse bien de que Mayweather se enfrente a Álvarez, de 23 años, quien está invicto en 42 peleas y tiene uno de los títulos de las 154 libras. Mayweather ha recibido críticas en el pasado por la elección de sus oponentes y por rehusarse a pelear contra el filipino Manny Pacquiao, pero Álvarez es una de las peleas más peligrosas que podía elegir en esta etapa de su carrera.

No es que Mayweather vaya a reconocerlo. Mientras ponía hielo en sus manos sentado en un vestuario luego de su sesión de ejercicios, cuestionó la calidad de los oponentes de Álvarez, y dijo que sólo era una pelea más para él.

Otra pelea y otro pago de entre 40 y 50 millones de dólares para cimentar su reinado este año como el deportista mejor pagado del mundo.

No te pierdas