Bradley buscará reivindicarse ante Pacquiao

Las críticas que sufrió Timothy Bradley tras su polémico triunfo sobre Manny Pacquiao le llevaron a contemplar no sólo poner fin a su carrera boxística, sino también a su vida, reveló el púgil...
Las críticas que sufrió Timothy Bradley tras su polémico triunfo sobre Manny Pacquiao le llevaron a contemplar no sólo poner fin a su carrera boxística, sino también a su vida, reveló el púgil estadounidense en vísperas de la revancha.
 Las críticas que sufrió Timothy Bradley tras su polémico triunfo sobre Manny Pacquiao le llevaron a contemplar no sólo poner fin a su carrera boxística, sino también a su vida, reveló el púgil estadounidense en vísperas de la revancha.  (Foto: )
Las Vegas, Nevada, Estados Unidos (EFE) -
  • El estadounidense dijo que contempló el suicidio tras la controversia de la primera pelea
  • "Pacman" respondió al entrenador de Bradley al reiterar que no se siente acabado

Las críticas que sufrió Timothy Bradley tras su polémico triunfo sobre Manny Pacquiao le llevaron a contemplar no sólo poner fin a su carrera boxística, sino también a su vida, reveló el púgil estadounidense en vísperas de la revancha contra el astro filipino. El invicto Bradley (31-0, 12 KOS) debía haber estado en la cima del mundo del boxeo tras derrotar a Pacquiao con una decisión dividida en 2012. Sin embargo, la mayoría consideró que "Pacman" fue robado de su victoria y la controversia cobró tal magnitud que hizo al californiano vivir "el momento más oscuro" de su vida. "¿Si consideré el suicidio? Claro que sí", dijo Bradley, que ahora busca su redención en revancha del sábado con Pacquiao. "Pensé que no quería boxear más, ni siquiera quería vivir más", dijo Bradley, quien reveló haber recibido correos de odio racial y hasta amenazas de muerte. "Cartas que me menospreciaban y decían: 'tú no eres un verdadero campeón mundial'". Bradley reconoció que su esposa y manager, Mónica, le ayudó a salir adelante para después triunfar sobre el ruso Ruslan Provodnikov y el mexicano Juan Manuel Márquez en 2013. Ambas éxitos, le permitieron conservar el cetro que expondrá el sábado en Las Vegas. PACQUIAO REITERÓ QUE NO ESTÁ ACABADO El filipino Manny Pacquiao, campeón mundial en ocho divisiones, aseguró que su carrera todavía no está acabada y lo pretende demostrar cuando suba al ring para enfrentar a Tim Bradley este sábado en Las Vegas. Manny Pacquiao, quien acumula un récord de 55-5 con dos empates en una carrera profesional que comenzó en 1995, dijo que está acostumbrado a ese tipo de comentarios. "No es nuevo para mí, escuché lo mismo en mi última pelea con (Brandon) Ríos. Ellos tienen que demostrarlo en el ring", dijo el filipino después de que el entrenador de Bradley, Joel Díaz, asegurar que el rival de su pupilo se encuentra muy cerca del fin. "Mi viaje continuará más allá de la noche del sábado", agregó Pacquiao, quien ha pavimentado su camino al Salón de la Fama con méritos en los cuadriláteros.

No te pierdas