Mariano Rivera, abanderado y motivador de Panamá para el Clásico Mundial

Los panameños soñaron con ver a Mariano Rivera lanzando por su país en el Clásico Mundial de Béisbol, un deseo que jamás se cristalizó.
 Los panameños soñaron con ver a Mariano Rivera lanzando por su país en el Clásico Mundial de Béisbol, un deseo que jamás se cristalizó.  (Foto: Reuters)

MEDIOTIEMPO | Agencias26 de Febrero de 2009

  • La bandera será entregada el viernes por el Presidente Martín Torrijos

Los panameños soñaron con ver a Mariano Rivera lanzando por su país en el Clásico Mundial de Béisbol, un deseo que jamás se cristalizó.

Pero la decisión del estelar taponero de los Yanquis de Nueva York de aceptar ser el abanderado y acompañar a Panamá cuando debute el 7 de marzo contra Puerto Rico en San Juan en la segunda versión del torneo alegraron al equipo canalero.

"Gracias a Dios que Mariano confirmó (su presencia)", dijo el Jefe de la Dirección de deportes de Panamá, Aníbal Reluz, en declaraciones divulgadas por la radio RPC el jueves. "Va a ser un trabajo de motivación dentro del equipo".

La bandera será entregada el viernes por el Presidente Martín Torrijos al ex compañero de Rivera en los Yanquis de Nueva York, el lanzador Ramiro Mendoza, durante la inauguración del remozado estadio Omar Torrijos en la provincia de Veraguas, al oeste de la capital, dijo Reluz.

Panamá viaja el domingo a Orlando, Florida, donde realizará varios partidos de fogueos con equipos de las mayores antes de enfilar a San Juan para el Clásico.

El manager Héctor López, un antiguo jugador de los Yanquis, viajó la semana pasada al campo de entrenamiento primaveral de ese club en Tampa, Florida, para conversar con los directivos y con Rivera sobre la idea de que lleve la bandera de la selección el día inaugural en San Juan.

"Es muy importante que pueda participar con nosotros, compartir sus experiencias", señaló el coach de lanzadores de Panamá, Lenín Picota. "Es un futuro miembro del Salón de la Fama".

La noticia le cayó muy bien a Mendoza, quien fue compañero de Rivera en los Yanquis a finales de los 90.

"Que bueno sería tenerlo cerca otra vez", dijo a la AP Mendoza, cuyo trabajo será prepararle la ruta al cerrador Manuel Corpas, una misión que originalmente estaba destinada para Manny Acosta, de los Bravos.

Acosta desistió de ir al Clásico a última hora, a fin de quedarse en los campos de entrenamiento con Atlanta.

Para el pitcher Gilberto Méndez, tener como invitado a Rivera "nos alienta mucho. ¡Imagínate toda la experiencia que acumula!".

Rivera no asistió al primer Clásico del 2006 y a muchos panameños no les gustó que el famoso cerrador decidiera ausentarse. Esta vez tampoco vestirá el uniforme como jugador y una de las probables razones de ello es que se recupera de una operación en el hombro derecho.

[AP][foto: EFE][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×