¿Juegas?

"El juego es lo que el aburrimiento desliga" Paul Valery (1936)

"El juego es lo que el aburrimiento desliga" Paul Valery (1936)

Amigos aficionados al deporte, el pasado lunes 12 se realizó un Coloquio que resultó un convite reflexivo de las honduras del juego. Un total de dos filósofos argentinos, uno chileno y varios mexicanos, además de la participación de un académico inglés, especialista en literatura latinoamericana deportiva, dio como resultado un diálogo de altura acerca de un tema tan socorrido en el periodismo y olvidado en las aulas universitarias: El juego.

Como dato de introducción, aclaro que todo deporte es juego, pero no todo juego es deporte. Será vital tenerlo en cuenta para el desarrollo posterior que tendrá esta columna. Abordaremos la reflexión sobre juego, tan repleta de matices y consideraciones, desde la perspectiva con la que abrió la Dra. Katya Mandoki, de la UAM Xochimilco, según la categorización que propone Roger Caillois.

Roger Caillois y Johan Huizinga se han erigido como paradigmáticos en el estudio del juego, indudablemente son referencia obligada para empezar a estudiar el fenómeno más inherente a la condición humana: El juego.

Caillois propone cuatro tipos de juegos: Agon, Alea, Mimicry e Ilinx. La Dra. Mandoki propone agregar un quinto tipo: Peripatos.

El Agon consiste en desafiar, la condición para que se dé es la rivalidad y su característica eje es la competencia. El ser humano tiene una inclinación vital a competir: En el trabajo, en el deporte, en las canicas. Competimos para saciar nuestro ego y completarnos en nosotros mismos.

El Alea se basa en la apuesta, su condición es el estremecimiento y su característica eje es el azar. Con todo y que los juegos de azar han sido satanizados por un sector social, no podemos negar que apostamos a cada instante de nuestra vida. Inclusive, siendo radicales, apostamos a la vida. Los menos le apuestan a la muerte. El ser humano tiene límites y ante tal situación, hay muchos ámbitos en los que su conocimiento es innecesario para tomar una decisión articulada y lógica, por lo que apuesta.

El Mimicry, como su misma configuración supone, es imitar. Su condición es la simulación y su característica eje es el disfraz. No sólo jugando nos disfrazamos, la propia dinámica social hace que todos seamos una constante simulación de nosotros. Nunca nos acabamos de definir, y constantemente ronda la interrogante, de quiénes somos. Cuando no nos damos cuenta que somos en función del disfraz que escojamos día a día.

El tipo de juego, Ilinx, desató discusión sobre su propia esencia. Para efectos prácticos, plasmo mi propio juicio, a partir del debate entre la Dra. Mandoki y el Dr. Holzapfel. El Ilinx se verbaliza en arriesgar. Su condición es el vértigo y su característica eje resulta en un desequilibrio organizado. El Ilinx lo interpreto como el caos que representa el mundo actual o la masa espesa que permitió el Big-Bang. En una aparente desorganización, hay hilos coherentes que van tejiendo la vida cotidiana.

Y el último tipo, exclusiva proposición de la ponente, es el Peripatos. Su acción es la exploración, condicionado en la aventura y su característica eje es la conjetura. El Peripatos es el mundo de las posibilidades, es decir, de las hipótesis. Es lo contrario al Alea, que representa el azar, en el Peripatos existe un conocimiento previo. Aunque al final apostamos por algo, cuando esa apuesta viene acompañada de planteamientos, se convierte en Peripatos.

Aunque todo lo expuesto, suena muy abstracto para aterrizarlo en un deporte, hagamos el ejercicio mental para que determinemos que, por ejemplo, el basquetbol cuenta con cada tipo de juego. Por supuesto, es competencia, al existir un ganador y un deseo de cada jugador por alcanzar el triunfo. Los jugadores nunca se asumen pasivos ante la derrota o ante una competencia como lo es un juego de basquetbol. Cuando un partido, por ejemplo, está arreglado, se acaba el juego. Porque entonces la competencia es simulada.

En el deporte ráfaga, igualmente, reina el azar. El coach apuesta a cada momento, durante los tiempos fuera, a horadar la canasta rival mediante estrategias que planificó de antemano. Pero la Alea (apuesta-azar) consiste en la determinación de cada elemento en la duela para ejecutar según se muevan los jugadores rivales. Impredecible para el coach de saber con exactitud la actitud defensiva de los contrincantes. Y viceversa.

El Mimicry en un juego de baloncesto está en las piruetas y engaños que monta cada jugador ante cualquier situación. Es una constante en el juego. Engañar ir al aro con el cuerpo para con la mano pasar el balón al hombre que se encuentra en posición de tiro de tres es un ejemplo perfecto de Mimicry. No es una trampa en el juego, ante lo cual dejaría de serlo, sino un recurso físico o mental, para vencer al rival.

Y el Peripatos es la táctica que planea cada coach. Y los mismos jugadores, en su proceso mental, durante el juego. Sería sensacional para la neurología, lograr conocer todos los procesos de pensamiento del jugador durante el desarrollo del mismo. La cantidad de conjeturas es enorme. Mayor en un juego de basquetbol de dos horas que las que puedes tener en 10 horas de actividad laboral. ¿Quién dice que la actividad física sólo alimenta el físico y no el cerebro?

Como nos serviría como sociedad, estar conscientes de lo que significa el juego. Y trabajar jugando. No es descabellado.

Lo que no podía dejar pasar:

A quien se le han terminado toda esperanza de juego por su ambición ultrarecontramillonaria es al estelar Alex Rodríguez, que negoció un contrato jugoso para seguir defendiendo la franela de los Bombarderos del Bronx. Además obtuvo el premio a Jugador Más Valioso (MVP). A ver si algún día puede deleitarnos con su juego, porque siempre lo vemos con el rostro muy adusto en la caja de bateo.

Un contratiempo bastó para desatar el furor de Roger Federer para desatar su exquisito tenis y vencer a los mejores siete tenistas del orbe en la Copa de Maestros. Aunque queda como asignatura pendiente para el suizo, el argentino David Nalbandián.

Porque no todos escuchamos lo mismo, sintoniza La Barra 90.9 todos los sábados a las 13:00 hrs. en Ibero 90.9 Radio o en www.ibero909radio.com

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas