Construyendo al Gigante

Amigos aficionados al deporte, ustedes se han puesto a pensar: ¿qué pasaría si no tuviéramos modelos heroicos, arquetipos míticos y gigantes en nuestra imaginación?

Amigos aficionados al deporte, ustedes se han puesto a pensar: ¿qué pasaría si no tuviéramos modelos heroicos, arquetipos míticos y gigantes en nuestra imaginación?

¿Qué sería de nuestra propia constitución como humanos? Nosotros replicamos por naturaleza y generamos, a partir, de los gigantes. Algunos son de barro y se caen con una ligera ventisca. Otros son artificialmente musculosos y nadie les cree. Todos tienen un común denominador: las caídas, el sufrimiento, su etapa de crisis.

Y su cotidiana historia se transforma en mito cuando supera el estremecimiento inherente a la crisis. Para muchos el mito es una mentira o un cuento de hadas: jamás visto e irrealizable. Para mí, el mito significa una verdad a la que pocos acceden, una historia que nos conforma como seres humanos. Como la Ìliada y la Odisea.

En el deporte, se construyen seres míticos, ya sean jugadores o equipos. Que nos recuerdan a cada instante su razón de existir. Aquellos que nos muestran las posibilidades más artísticas de un juego. Ningún deporte existe per se. La construcción que nosotros tenemos del deporte se edifica en los mitos.

El tenis mundial tiene en la cuna a un "iluminado", destinado a convertirse en mítico. Porque desafió y victimó la gran historia de Roger Federer, un tenista que ya trascendió. Y sigue alimentándose de proezas, pero ya es un tipo referencial en la historia del deporte blanco.

Hay otro jugador, oriundo de Belgrado, tierra de telúricos movimientos políticos y sociales. Ahora su pasaporte dicta que es serbio. Hace un par de años se denominaba como serbio y montenegrino. Hace una década era yugoslavo. Aunque desde temprana edad se avecindó en Alemania y se alejó del caos que atrofió a su Madre Patria: Novak Djokovic. Surgió el tercero en discordia y rompió la hegemonía dicotómica de Rafael Nadal y Roger Federer.

Apenas se asomó y aterrizó en una Final de Grand Slam. El rival de Djokovic en la instancia máxima del Abierto de Australia también contiene elementos para irlo considerando en próximas narraciones. El francés Jo-Wilfred Tsonga es un tenista que demostró una gran clase en las canchas que eternizó el mítico Rod Laver.

En la NFL, está instalado un equipo mítico en el Súper Tazón: Patriotas de Nueva Inglaterra. Gane o no, ya conforma la memoria colectiva del futbol americano. Pero los retadores apenas van estructurando las bases para que nadie se olvide de ellos. Y tienen un reto inigualable: Vencer al mejor equipo de todos los tiempos.

Novak Djokovic ya lo hizo frente a Roger Federer. ¿Lo harán los Gigantes frente a los Patriotas?

¿Serán un mito o un dato más en el devenir histórico?

Lo que no podía dejar pasar:

Yaquis de Ciudad Obregón se instala en la Serie del Caribe. Los cajemenses son una escuadra de alto calibre, que levanta muchas expectativas entre la afición al béisbol en nuestro país. Esa mezcla de ligamayoristas, extranjeros de renombre, refuerzos de primera línea y una base casera mexicana de mucho respeto. ¡Cuidado con ellos!

¡Vaya cubito de agua! Bejing 2008 mostró al planeta una construcción con rasgos posmodernos que impactó arquitectónicamente a los amantes del deporte.

Porque no todos escuchamos lo mismo, sintoniza La Barra 90.9 todos los sábados a las 13:00 hrs. en Ibero 90.9 Radio o en www.ibero909radio.com

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas