¡Un poco de color, por favor!

Amigos aficionados al deporte, el tenis nacional va a comicios este próximo viernes 18 de Enero para elegir al nuevo Presidente de la Federación Mexicana de Tenis. Hay dos candidatos: el...

Amigos aficionados al deporte, el tenis nacional va a comicios este próximo viernes 18 de Enero para elegir al nuevo Presidente de la Federación Mexicana de Tenis. Hay dos candidatos: el oficialista Gastón Villegas y el empresario Raúl Zurutuza.

El método que seguirá la contienda es mediante la votación de las Asociaciones Estatales, es decir, el mismo que siguen todas las federaciones afiliadas a la CODEME. Para no variar en casi todas las decisiones que emanan de ese organismo, un sistema electoral oligárquico, poco representativo y con una gran tendencia al caer en la compra de votos o, en su defecto, en el compadrazgo (que no es gratuito).

Al final de su gestión, Francisco Maciel fracasó en todas sus iniciativas de colocar a un tenista dentro de los mejores 100 del mundo. Pero sobretodo, un tenista mexicano consistente, vanguardista, que impulsara el cambio en el tenis mexicano. No hubo nada. Promesas iban, promesas venían, había algarabía por juveniles que nunca trascendieron. Y hasta ahí. Ni la Copa Casablanca, como escaparate para el tenis juvenil mexicano, pudo catapultar a un talento nacional. ¿Será el reciente ganador de este Torneo, César Ramírez, ese hombre que se busca?

La situación del deporte blanco en los últimos 13 años es crítica. Ha sido constante la terapia intensiva en la que debería estar el tenis mexicano y nadie hace nada. La excusa más fácil y sin hacer tanta retórica es: no hay recursos. Tan fácil respuesta para tan difícil diagnóstico suena a chasca.

Desde hace, por lo menos, una decena de años, recuerdo a diferentes personas allegadas a la Federación Mexicana de Tenis (FMT) y al mismo Maciel defender a capa, espada y fusil que el sistema de detección de talentos iba en franca mejoría, que los tenistas juveniles mexicanos eran un tiro y que la democratización para que más personas tuvieran acceso a canchas y no se considerará un deporte de elites, también estaba en desarrollo.

Hoy, a 10 años de tanta algarabía, lo menos que tengo es desilusión. Hay una gran rabia, coraje y frustración por tanta inutilidad. Porque esas cabezas y directivos, que de repente, abundan para externar una opinión, expresen su incapacidad para lograr un modelo de éxito para el desarrollo del tenis nacional. Se deben declarar ineptos porque no pudieron zafarse del paternalismo de los organismos que controlan del deporte mexicano. Demostraron ser el hijo huérfano, que ante la ausencia de sus padres, no tuvo las agallas (ya siendo un hombre) para salir adelante.

¿Qué logró la pasada administración del tenis mexicano? Fuga de talento. El otrora competidor nacional, Johnny Hamui, que causó mucho ruido en la prensa hace algunos calendarios por ser contemplado a una temprana edad para competir en una Copa Davis, ahora defiende al país de Las Barras y las Estrellas. ¿Por qué? Porque no encontró apoyo de la FMT para las necesidades que tiene que subsanar un deportista de alto rendimiento.

Por lo pronto, Gastón Villegas, representante jurídico de la actual administración, se atreve a nominarse para la silla presidencial del deporte blanco. ¿Tendrá soluciones innovadoras y urgentes? Porque si era parte de la Federación saliente, no entendemos porque no le pasó los tips a Maciel. O de plano es otro inepto.

En el otro bando, nos encontramos a Zurutuza, que ha sabido invertir en el tenis con su empresa MexTenis. Además cuenta con una amplia experiencia en la organización del Abierto Mexicano de Tenis, que por cierto, ha sido muy bien comercializado. Cada año, una empresa de telefonía celular, se anima a patrocinarlo.

La comunidad del tenis nacional ya le exige a quien salga electo (Villegas o Zurutuza) un verdadero deporte con pigmento que nuevamente vuelva a encandilar a México.

Lo que no podía dejar pasar:

- Luto en la pelota nacional por el fallecimiento del dueño de los Leones de Yucatán, Gustavo Ricalde, un próspero empresario de la Península. Lamentamos su partida porque hay pocos directivos tan dispuestos a la honestidad y al trabajo en la pelota mexicana. Ricalde era uno de ellos. Afortunadamente vio una época dorada de los melenudos, la obtención del título en 2006 y el Subcampeonato del año pasado. Además de las alegrías que le debieron proporcionar peloteros de la talla de Oliver Pérez y Oscar Rivera.

- Y los enterraron en domingo a Peyton Manning y Tony Romo. Cuando todos augurábamos, a lo mucho, una sorpresa en la NFL, las emociones fuertes vinieron en cascada el séptimo día de la semana.

- Un discurso refrescante pronunció Carlos Hermosillo para frenar las arremetidas de la sonorense Ana Guevara. Ahora esperamos de la destacada atleta nacional, un poco de cordura, para no empantanar más al atletismo mexicano.

Porque no todos escuchamos lo mismo, sintoniza La Barra 90.9 todos los sábados a las 13:00 hrs. en Ibero 90.9 Radio o en www.ibero909radio.com

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas