¡Qué pena, Víctor Estrada!

Amigos aficionados al deporte, la semana anterior se presentó un interesante proyecto académico que se canalizó en un Diplomado de Estudios Olímpicos en la Universidad Iberoamericana. Este...

Amigos aficionados al deporte, la semana anterior se presentó un interesante proyecto académico que se canalizó en un Diplomado de Estudios Olímpicos en la Universidad Iberoamericana. Este Diplomado convocó a diversos personajes (directivos, atletas, académicos, periodistas, etc...) para presentarlo a la prensa especializada, bajo la tutoría del Maestro Samuel Martínez.

Pero un proyecto noble, con miras a preparar mejor en el terreno intelectual a periodistas y deportistas, desembocó por parte de atletas avaros en caprichos injustificables. A continuación una carta/columna.

Estimado Víctor:

Aplaudo el honor que siempre mostraste sobre el tatami. Pocos atletas mexicanos en la historia han mostrado la gallardía con la que enfrentaste a tus contrincantes, defendiendo la playera nacional por tantos años, alcanzando una trayectoria deportiva intachable.

Mi mente no olvida los esfuerzos incansables, los grandes triunfos en Mundiales que nos mantuvieron al borde del sillón y aquella gesta donde obtuviste una Medalla olímpica. Sin lugar a dudas, el taekwondo te debe muchísimo por la dedicación y profesionalismo del que tanto se te vanagloria.

Para muchos eres ejemplo a seguir, por ello, la Universidad Iberoamericana te invitó a un evento en busca de un mayor conocimiento para hacer crecer al deporte mexicano. Por tu trayectoria, la misma casa de estudios te ofreció una beca para estudiar un Diplomado.

Pero Víctor, cobrar $20,000 por una pequeña participación es avaricia y egolatría. Tal vez creías que los organizadores se iban a hacer millonarios a tu costa. Pero no era ni el objetivo, ni la intención. O tal vez crees que Octavio Paz y Carlos Monsivais se quedan cortos frente a tu discurso. Pero seguramente también te equivocarías.

Los eventos universitarios son concebidos para la reflexión y el diálogo en pos de encontrar conclusiones para desarrollar determinada actividad. En este caso, el deporte mexicano se encuentra necesitado de mentes creativas y frescas que puedan abrir un panorama de muchos nubarrones. Por ello se te convocó Víctor. No para que pontificaras como lo hacen tantos exatletas en puestos directivos que creen tener una verdad unívoca y un designio para dirigir riendas políticas tan complicadas.

O tal vez sólo te falte comprender las diferencias entre las empresas y las universidades. Tal vez, allá en el mundo de los conglomerados empresariales, una charla de motivación y anécdotas cuesta lo que pedías. Pero acá, en las casas de estudio, sólo te pedían unas cuantas horas de tu valioso tiempo para compartir, analizar y proponer.

Y no se te olvide que el deporte nacional no está en una boyante economía para sangrarlo más. Será importante que lo tengas en cuenta.

Todo lo anterior te lo expreso con admiración y respeto. Gracias. Lo que no podía dejar pasar:

-El futbol americano de la ONEFA está fragmentado. Dos conferencias no auguran réditos comerciales y económicos a corto plazo. Es una lástima que no se haya encontrado una solución para frenar la desbandada.

-Para no variar, el tenis mexicano arrastra el sarape en territorio canadiense. Otra serie de Copa Davis y una vergüenza que fue menos escándalosa por el juvenil Bruno Rodríguez, que ganó el único punto de la escuadra nacional en singles.

Porque no todos escuchamos lo mismo, sintoniza La Barra 90.9 todos los sábados a las 13:00 hrs. en Ibero 90.9 Radio o en www.ibero909radio.com

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas