¿Carsongate? ¿Asiangate?

Amigos aficionados al deporte, la travesía a Beijing 2008 no incluirá a un par de representativos que prometieron medalla con antelación y sólo traen humillaciones a cuestas de sus respectivos...

Amigos aficionados al deporte, la travesía a Beijing 2008 no incluirá a un par de representativos que prometieron medalla con antelación y sólo traen humillaciones a cuestas de sus respectivos Torneos Preolímpicos.

Además de los sonoros fracasos que representa no asistir a la justa olímpica para ambas selecciones, le dieron un dolor de cabeza al Jefe de Misión, Carlos Padilla, ya que se reduce el número de acreditaciones para el total de una Delegación muy disminuida.

Cuando en este espacio hemos criticado severamente los malos trabajos y la falta de atención de autoridades deportivas en todos los rubros, obtenemos como conclusión que hay muchos deportistas huérfanos en México. Sin el esencial seguimiento que se les debiera otorgar o sin la mínima atención requerida para hacer a los deportistas más rápidos, más altos y más fuertes. Por lo menos así reza el paradigmático slogan.

Pero en el deporte de las patadas y en la pelota caliente, si de algo no carecen, es de atención. Pero además de comodidades y hasta lujos. Jugadores perfectamente atendidos por sus respectivas Comisiones. Tanto a Carson como a Taiwán fueron los directivos más influyentes de ambos deportes. Aunque se pudieron ahorrar el trayecto, porque su viaje no va acompañado de la más elemental planeación.

Sobran adjetivos calificativos para enunciar las estrepitosas caídas en ambas latitudes, pero a nivel estructural, la soberbia es una causa muy fuerte de los males que padecemos en los deportes profesionales. Conste, algunas veces ni siquiera de jugadores.

De repente, con suma facilidad, creemos que somos un balompié mega-desarrollado y un béisbol que se codea con los mejores. Aunque las raíces de ambos casos pueden tener un origen común en una actitud devoradora, la soberbia, sus posibles remedios son de un cariz distinto.

En el balompié, acusamos una falta de sangre fría a la hora decisiva que resulta insospechada. Ni ante selecciones que podrían justificar sus equivocaciones, precipitaciones o incapacidades en el momento oportuno, la Selección Nacional pudo doblegar. Pero mientras sigamos aplaudiendo más una gambeta que un buen trazo y seamos fervientes admiradores de la virtuosidad en partes pequeñas del campo, sin dar cuenta de un espectáculo que utilice los 120x90 de un campo de futbol, poco o tal vez nada nos espera como nación futbolera.

Y aunque no son del mismo calibre los fracasos, porque en un Preolímpico enfrentaste a rivales débiles de la segunda zona más débil del mundo (sólo por detrás de la Confederación de Futbol de Oceanía), en la pelota se encaró un Preolímpico con tres antagonistas de segundo orden mundial (Taiwán, Corea del Sur y Canadá), con la observación de que el par de novenas asiáticas contaban con los mejores peloteros disponibles en sus respectivos territorios. México sólo llevó peloteros de la Liga Mexicana de Béisbol, que tampoco es poca cosa. Lo que se da por sentado, tras las declaraciones del manager que dirigió la novena obregonense en la Serie del Caribe, Homar Rojas y del Presidente Ejecutivo de los Diablos Rojos del México, también miembro del Comité de Selecciones, Roberto Mansur, es la falta de actitud de los peloteros para encarar este tipo de competencias. Nunca dimensionaron la importancia de representar a su país en unos Juegos Olímpicos. Y si éstos son los últimos en los que habrá béisbol en el programa de competencia, aún más injustificable su poca comprensión de la importancia de haber calificado.

Sendos descalabros para deportes con altos índices de popularidad en México de cara a Beijing 2008.

Esperamos que sirva de acicate para trabajar con humildad y egos disminuidos. Acuérdense que la afición también se agota.

Lo que no podía dejar pasar:

- ¡Play Ball! en todos los parques de Liga Mexicana de Béisbol. Inicia la gran adicción de fanáticos, periodistas y directivos de la pelota caliente. - Semanas finales en el baloncesto de la NBA. Los dos grandes favoritos se enfrentaron la noche del martes, cuando los Celtics de Boston le cortaron una racha de 22 triunfos consecutivos a los Rockets de Houston.

- Significativo retiro de un atleta consagrado de los Juegos Olímpicos como el etiope Haile Gebreselassie, arguyendo un alto índice de contaminación en Beijing para correr el maratón. ¿O lo interpretamos como una protesta por la violación a los derechos humanos en el Tibet?

Porque no todos escuchamos lo mismo, sintoniza La Barra 90.9 todos los sábados a las 13:00 hrs. en Ibero 90.9 Radio o en www.ibero909radio.com

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas