¡Un alto al desmadre!

Amigos aficionados al deporte, recién se ha escandalizado en la opinión pública del medio deportivo sobre los presuntos desmanes de algunos futbolistas en una habitación del hotel de concentración...

Amigos aficionados al deporte, recién se ha escandalizado en la opinión pública del medio deportivo sobre los presuntos desmanes de algunos futbolistas en una habitación del hotel de concentración de la Selección Mexicana de Futbol en Chicago, Illinois.

De inmediato se han desatado las fuerzas del periodismo para atraer críticas voraces que alimentan el amarillismo y en otro bando se colocan los defensores de oficio del seleccionado nacional. En cualquiera de ambos casos, se trata de posturas radicales que no admiten el justo medio.

El caso de arresto del insigne Oswaldo Sánchez nos da para reflexionar sobre la naturaleza del desmadre en el deporte nacional. Porque es indudable que para echar desmadre, como México no hay uno, por ello no es sorpresivo que miles de norteamericanos (as) depositen sus más carnales deseos cada primavera en las playas mexicanas. ¡Y más de un connacional feliz por ello!

Pero todo se complica cuando nuestros compatriotas viajan a otros lares con estrictas reglas de convivencia social, buscando hacer y deshacer a placer. Porque son famosos, porque son privilegiados, porque son abanderados de una nación, porque un problema podría repercutir en un altercado diplomático; es decir, los futbolistas se sienten protegidos por las miles de atenuantes que una conducta indeseable podría causar. Por fortuna, en la Unión Americana no te llaman tres veces la atención.

Tampoco sería justo hacer un juicio ultra-conservador, de los que acostumbra la derecha más recalcitrante de la nación. Porque muchos desmadran sin admitir. ¿Acaso todavía existe alguien que no se haya puesto una huarapeta en un festín a la usanza romana? ¿Acaso todos cumplimos nuestras obligaciones de acuerdo a nuestra condición de ciudadanos libres? No seamos hipócritas.

El  detalle es que los futbolistas lo hicieron en un hotel de concentración; pero lo más grave es que muchas delegaciones deportivas profesionales, amateurs y universitarias llevan una cadena de fiestas incluidas en cada viaje.

Ya destapó mi compañero Enrique Beas las salidas nocturnas de nuestras límpidas sirenitas de nado sincronizado. Pero eso se suma a tantos desmadres que hacen las delegaciones deportivas en nuestro país. Aunque hay sonados casos de otras naciones que en este momento no nos atañen.

Una de las mínimas condiciones para que el deporte nacional se desarrolle es llevar un control sobre los exponentes, de repente hay cada historia detrás de las concentraciones que por códigos de ética (aunque los rebautizaría como códigos de complicidad) no salen a la luz pública. Aunque por lo normal hay desveladas, noches de bohemia, borracheras y de manera extraordinaria alguna orgía.

Es muy necesario que se establezca una disciplina con criterio para los deportistas, así como acabar con las complicidades establecidas en códigos.

No tenemos que acabar con el desmadre innato a la cultura mexicana, simplemente canalizarlo en los tiempos y lugares propicios.

Lo que no podía dejar pasar:

Después de tantas injusticias la badmintonista Deyanira Angulo calificó a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. A pesar y con el pesar del Presidente de su Federación, José Ramón Noria.

Noria obstaculizó hasta el final la participación de la múltiple medallista en Olimpiadas Nacionales en Beijing, argumentado que no tiene la mínima posibilidad de obtener algún metal, cuando él ha propiciado la caída libre de este deporte de raqueta en México.

Si no hay algún otro ni siquiera cerca de calificar es por la falta de apoyo federativo y del más elemental plan de trabajo. Porque si hay un plan de trabajo, este es risible.

Por último me voy con una hilarante sinvergüenza de Noria, al nominarse para asistir a los Juegos Olímpicos como entrenador de la Señorita Angulo.

En Ibero 90.9 hacemos radio. En La Barra Amurallada, haremos el sexto aro olímpico. Escucha La Barra todos los sábados a las 13:00 hrs. y te sugerimos estar al pendiente de la cobertura olímpica a partir del 8 de Julio.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas