Lo sucedido en Tijuana

PARTE ALTA

PARTE ALTA

Fue un fin de semana de fiesta el vivido en la casa de los Potros, el Estadio Calimax. Se han dado cita las máximas luminarias de la Liga Mexicana –con honrosas excepciones- para dar lugar a lugar al 76 Juego de Estrellas del circuito, algo de suyo considerable. Además de los citados personajes del diamante, se dieron cita en buena cantidad directivos y medios siempre expectantes de lo que acontecía en el enfrentamiento en el cual nada menos que se definía cuál zona sería la anfitriona para abrir la Serie Final de esta Temporada 2008.

De nuevo el futbol hizo de las suyas con la presencia de un juego con veteranos de América y Chivas, por lo que respecta al sábado, mientras el domingo, la final de Primera División provocó que hubiera atención al citado evento. Claro, es muy fácil irse sobre la presencia del soccer, pero, la realidad también indica que mucha gente en esa enorme ciudad fronteriza, ni siquiera sabía que se jugaba el Clásico de media Temporada ahí mismo. Preguntando a personas en las calles, incluso llegaba a ser queja la falta de promoción a un evento que podía levantar el ánimo de cara a una segunda vuelta donde los Potros locales no se pueden dar el lujo de perder. Por otro lado, esa supuesta desatención se suma al descrédito que ha sufrido el equipo de casa con esta, su peor Temporada desde que llegaron como Toros a la LMB. Por cierto, se extrañó la espectacular organización de la Directiva que de facto era dirigida por Alberto Uribe, quien ahora ni loco ha de querer volver a donde le jugaron tan rudo, aunque, su hermano José Jamón ha estado cerca de ingresar con franquicia (al menos administrándola) por màs de una ocasión.

Volviendo al fin de semana, acoplado de todas las actividades, lo que respecta al viernes, la concurrencia mencionó gran satisfacción por una cena de gala verdaderamente impresionante, con mucho esmero en su organización. Desgraciadamente, no pudimos estar presentes, pues la edición especial de Xtra Innings era indispensable para meterle ruido bueno al evento del domingo, desde el canal que transmitiría en exclusiva este duelo de constelaciones zonales.

Ya en lo que respecta al sábado, el Home Run Derbi cumplió también con buenas actuaciones de los respectivos toleteros, a excepción de la triste tanda de Cristian Alan Quintero, pelotero de Oaxaca que se fue sin palo y bueno, era el dìa en que se anunciaba la voracidad de mandar a Gerónimo Gil de regreso a los Diablos Rojos, para que los bélicos sigan pagando pecados ajenos. Conforme avanzaron las rondas, Mendy Lòpez y Derrick White hicieron las delicias de la no muy abundante concurrencia, pegando tremendos tablazos que dejaron la pizarra del izquierdo más abollada que la reputación de los ampayers esta Temporada donde les ha llovido sabroso. Por cierto, hablando de los petudos, es importante señalar que los no elegidos se fueron a la Academia de El Carmen a diversas prácticas con Jorge Bauza, lo que al parecer de este columnista no garantiza gran cosa, discrepando respetuosamente con las palabras de Plinio Escalante, claro, sin dejar de mencionar que es loable que se hayan mantenido trabajando el resto de los colegiados, porque los que estuvieron en la cita de Tijuana (6), fueron premiados con dicha designaciòn. Ahora se centraràn esfuerzos con una generación de azules que han tenido cierto declive.

Por lo que respecta al domingo ya en toda forma, hemos visto un buen juego de pelota donde le pegaron a los estelares Wilton Chávez (Norte) y Pablo Ortega (Sur), en su aparición de una entrada cada uno. Les fabricaron una rayita a cada uno en este juego de bastantes batazos en franja de advertencia, donde el fildeo deficiente de Demond Smith (Dorados) en par de sendos leñazos, pudo ser la diferencia, aunque los cañoneros del Sur agradecieran el gesto del moreno.

PARTE BAJA

Es preocupante que en el Juego de Estrellas se estén dando algunas cosas en los últimos años, como el hecho de que no se llenó el Estadio Calimax, lejos de las cifras notoriamente infladas que inoportunamente ha presentado la Directiva anfitriona. Nada halagüeño que prácticamente se le acabaron los lanzadores a los dos managers, factor que era de preocupación tremenda ante al eventual presencia de los extra innings, la cual se vislumbraba cuando el marcador reflejaba un 4 a 3 para la Zona Norte. Ya después, el cambiadero de látigos favoreció a Lino Rivera, casi casi podemos decir que ahí se fraguaba la debacle del Norte, dirigido por Félix Fermín. Es preocupante también, que no haya sede para el juego del 2009, siendo Cancún aparentemente la plaza con mayores posibilidades, aún pesando la posibilidad de cambios para unos Tigres que se quejan abiertamente de las bajas asistencias en el paradisíaco puerto.

Vienen muchos cambios para el béisbol, donde podemos ver que, para después de la entronización, Magdalena Rosales deja el timón del Salón de la Fama. Los consabidos rumores de mudanza en la LMB no faltan, pues nos confirman empresarios de Aguascalientes, que quieren de regreso a sus Rieleros, a los que se han llevado no de la mejor forma (sin entrar en detalles). Ojalá en la FEMEBE nos regalaran un cambio en cuanto a esa dirigencia que muy probablemente nos ponga a sufrir de cara al Clásico del año siguiente.

EXTRA INNINGS

En fin, de todo como en botica este fin de semana intenso en Tijuana, donde afortunadamente brilló el béisbol y no otras cosas, donde nos pusimos a pensar en que se pueden lograr muchas cosas positivas en torno al rey de los deportes, eso que nos une y que ya no debe dar pasos atrás, ni ser mangoneado por nadie.

Gracias.

NOS VEMOS la noche de los lunes, en... Xtra Innings, sólo en TVC deportes.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas