El poder de los ídolos

¿Cuántas veces has estado cerca de uno de tus ídolos? ¿Cómo hubiese impactado tu vida recibir un consejo de alguno de ellos?...

¿Cuántas veces has estado cerca de uno de tus ídolos? ¿Cómo hubiese impactado tu vida recibir un consejo de alguno de ellos? ¿Qué poder pueden tener en nosotros las palabras de alguien que consideramos especial? Te contaré una pequeña historia:

Hace unos diez años, tal vez más, Fernando Platas, conoció a un niño durante una exhibición de clavados en Mérida. Tras realizar su demostración desde el trampolín, Fernando platicó con el chico unos segundos; le dio una palmada en la espalda, y antes de seguir su camino hacia los vestidores, le dijo: “sigue echándole ganas y un día entrenaremos juntos en el equipo nacional”. Ese chico tomó proféticamente las palabras de Fernando, quien en esas épocas aún no era subcampeón olímpico, pero ya brillaba en el plano internacional. Y un buen día, ese joven yucateco dejó a su familia para irse a entrenar al Centro Deportivo Olímpico Mexicano en la Ciudad de México con el Equipo Nacional de Clavados. El protagonista de este relato se llama Rommel Pacheco, ha sido dos veces olímpico por México, y sigue luchando por convertirse en medallista, igual que el ídolo de su infancia. Rommel acepta que aquel contacto con Fernando, esa breve experiencia, resultó fundamental para delinear su destino.

Te cuento esta historia porque, este fin de semana, durante el Festival Olímpico del Bicentenario, miles de mexicanos tuvieron la oportunidad de ver juntos a un centenar de destacados deportistas, algunos de ellos, medallistas olímpicos, otros ganadores de preseas en Campeonatos del Mundo, peloteros de Grandes Ligas, atletas profesionales, hombres y mujeres que dejaron atrás el miedo y le dijeron “sí” a sus sueños de infancia y juventud. Algunas decenas de niños y jóvenes deportistas tuvieran la oportunidad de convivir directamente con esos campeones, incluyendo al invitado especial del evento, el multi-medallista olímpico, Michael Phelps. Quiero imaginarme que esos chicos jamás olvidarán ese momento, y me ilusiona pensar que alguno de ellos, convertido en medallista olímpico o deportista profesional, algún día nos contará el profundo significado que tuvo esa experiencia en su vida.  

MEDIA HORA CON MICHAEL PHELPS

Un día, igual que tú, en muchos años, contaré con orgullo que vi nadar a Michael Phelps. Un día, en el futuro, le contaré a mis hijos o a mis nietos que yo vi ganar a la “Bala de Baltimore”. Estoy seguro que, igual que tú, recordaré dónde estaba y que hacía en aquellos momentos en que Phelps se batía a duelo con la historia. Este fin de semana, igual que un centenar de niños y jóvenes, yo también tuve la oportunidad de estar cerca de uno de mis ídolos, y sobre todo, de escuchar sus consejos, ver cómo se comporta con la gente, percibir su energía positiva, y su entusiasmo por vivir. Por eso, transcribo para ti algunas de sus frases, con el afán de que inspiren tu vida, como desde hace mucho tiempo, ha sucedido con la mía:

 “Por supuesto que hay días en que no tengo ganas de levantarme a entrenar, pero son justamente esos días los que hacen la diferencia entre alcanzar tus sueños y quedarte en el intento, son esos días los que te diferencian del resto. Durante seis o siete años de mi vida entrené los 365 días del año, y hubo semanas en que entrené tres veces por día. Siempre estuve ahí. Por eso, entrena como si tu competencia fuera mañana. Entrena siempre a tu máxima capacidad. Lo más importante es tener objetivos claros, metas precisas. Todos tenemos en la vida momentos difíciles, épocas de confusión, y son esos objetivos, esas metas, esos sueños, los que nos muestran el camino que debemos seguir”.

Acércate a las personas que admiras, escúchalos, apréndeles, imítalos. Y un buen día, igual que Rommel, puedes terminar pareciéndote a ellos.

Si quieres conocer más historias de mexicanos triunfadores visita: www.eldiademivida.com.mx y www.asigane.com.mx

Sígueme en twitter: Antonio_Rosique

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas