Adrián: a 7 días de la gloria

En 1954 el pelotero mexicano, Beto Ávilña ganó el título de bateo de la Liga Americana, 54 años después otro mexicano, Adrián González está a siete días de ganar el mismo título.

*Tema musical sugerido: (*http://www.youtube.com/watch?feature=fvwp&NR=1&v=8V-E9cLfMT8)   Es el otoño de 1954. Septiembre, igual que ahora, pero hace 57 años. Trata de imaginártelo. En aquellas radios gigantescas, que ocupan un lugar privilegiado en los hogares de clase media en los Estados Unidos, sonaba “Mr.Sandman”, el éxito musical del momento interpretado por “The Chordettes”. Las revistas de gran tiraje publicaban fotos de la pareja más popular del año: Joe Dimaggio, el poderoso bateador de los Yankees, y la icónica Marilyn Monroe, quienes se habían casado aquel enero. Ese 1954 también había confirmado el renacimiento de la carrera de Frank Sinatra, ganador del Oscar al mejor actor secundario con la película “De aquí a la eternidad”; mientras que en los Sun Studios de Memphis, Tennessee, un joven llamado Elvis Presley grababa su primera canción con fines comerciales. Con sus rascacielos, Nueva York se colocaba por encima de las capitales del mundo, sin embargo, una industriosa ciudad como Cleveland –alejada de los reflectores del espectáculo- sonreía también gracias al éxito de sus franquicias deportivas: los “Browns”, campeones de la vieja NFL; y los Indios, que esa campaña superaban a los exquisitos Yankees y se encaminaban a la Serie Mundial de las Grandes Ligas.   Fue en ese ambiente de la posguerra, en pleno “baby-boom”, cuando un veracruzano llamado Roberto Ávila, que jugaba para los Indios de Cleveland, desafió a todos los peloteros de la gran carpa, incluyendo al incombustible Ted Williams, y conquistó el título de bateo de la Liga Americana con un promedio de .341. “Beto”, como lo llamaban en México, o “Bobby” como le llamaba en las Ligas Mayores, se convirtió aquel otoño de 1954 en el primer pelotero hispano en ganar esa corona. Dicen que “Beto” jugó casi toda la temporada con un pulgar fisurado y que -aun así- le alcanzó para pegar 15 jonrones y producir 67 carreras. Beto fue ese año al Juego de Estrellas y llegó con los Indios hasta la Serie Mundial. Ahí tuvo la oportunidad de encontrarse con el “Champion Bat” de la Liga Nacional: Willie Mays, de los viejos Gigantes de Nueva York, que ganaron aquel campeonato.   Después de Beto Ávila, otros 11 peloteros nacidos en Latinoamérica conquistaron el título de bateo: el cubano Tony Oliva, el puertorriqueño Roberto Clemente, el panameño Rod Carew, los dominicanos Julio Franco, Rico Carty, Manny Ramírez, Albert Pujols, y Hanley Ramírez, y los venezolanos Magglio Ordóñez, Andrés Galarraga y Carlos González. El miércoles 28 de septiembre, la próxima semana, Adrián González, que creció entre Tijuana y San Diego, y ha defendido la franela de la Selección de México, puede convertirse en el segundo pelotero mexicano – después de Beto Ávila- en ganar el título de “Champion Bat” de las Grandes Ligas.       Adrián debe mantener su ritmo de bateo para evitar que le den alcance Michael Young de los Rangers de Texas y Miguel Cabrera de los Tigres de Detroit. Unas cuantas milésimas separan a Adrián de esta conquista que grabaría su nombre en la historia del mejor béisbol del mundo. Además, el título de carreras producidas también está a su alcance. En este renglón, el “Titán” debe remontar la desventaja que tiene ante Curtis Granderson y superar también en la carrera a Robinson Canó, ambos de los Yankees. Coincidentemente, Boston cerrará la temporada con tres partidos en Nueva York entre viernes y domingo y tres juegos más en Baltimore entre lunes a miércoles. Siete partidos en total, contando el de este miércoles en Fenway park ante los Orioles, separan Adrián González de la gloria.   Han pasado 57 años desde que Beto Ávila, o Bobby Ávila, como le recuerdan los viejos aficionados de los Indios, ganó en un mes de septiembre de 1954 el título de bateo de la Liga Americana. Me gusta pensar que su espíritu –ataviado de guayabera, con cerveza y puro en mano- deambulará en estos días por Yankee Stadium y Camden Yards, para susurrarle algún secreto a Adrián, cada vez que se pare en la caja de bateo.   *Te invito a seguirme en Twitter: Antonio_Rosique y en Facebook: Antonio Rosique /Descarga de Adrenalina   *Si quieres conocer los secretos de otros campeones mexicanos visita: El día de mi vida

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas