Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
Rosique

Hasta nunca 'A-Rod'

Martes 6 de Agosto del 2013



Adiós al Salón de la Fama Alex…Te has cerrado las puertas del “recinto de los inmortales” y has provocado una gran herida entre los que te seguimos durante tantos años.
 
Podrás ser el pelotero que más dinero ha ganado en la historia del juego (353 millones de dólares en salarios), pero tus hijos, tus nietos nunca podrán ver tu estatua junto a las de Babe Ruth, Cy Young, Joe Di Maggio, Jackie Robinson, Mickey Mantle, Sandy Koufax y otros próceres que habitan la última morada de los héroes de las Grandes Ligas.
 
Podrás ser el quinto jugador con más jonrones en la historia, por debajo de Bonds, Aaron, Ruth y Mays, pero lamento decirte que tu familia no podrá escucharte dar el hermoso discurso que los elegidos tienen el honor de ofrecer en Cooperstwon y tu número nunca será retirado por los Yankees de Nueva York.
 
Si Alex, apelarás esta sanción histórica de 211 juegos, seguramente volverás a jugar y deslumbrar con tu talento, pero tu nombre no será votado en las boletas de ingreso al “Hall of Fame”, como ya sucede, un año sí y otro también, con Mark Maguire, Barry Bonds, Roger Clemens, Pete Rose, entre otros que han atentado contra la nobleza del béisbol.
 
En las tres décadas que llevo disfrutando este fabuloso juego, vi muy pocos peloteros con un talento tan extraordinario como el tuyo. Aún te recuerdo, espigado y atlético, cuando fuiste la primera selección del draft amateur de 1993 tras ser campeón nacional con tu preparatoria. Me impresioné cuando debutaste en las Grandes Ligas con apenas 18 años de edad; y cuando disputaste tres Juegos de Estrellas antes de cumplir los 23 años; pero me defraudaste cuando desperdiciaste la oportunidad que te había dado el juego de continuar con tu carrera, a pesar de que confesaste haber usado sustancias prohibidas entre 2001 y 2003.
 
Me decepcionaste porque tuviste la oportunidad de rectificar cuando viste lo que ocurrió con Lance Armstrong, Roger Clemens, Barry Bonds y Mark Maguire. Pudiste “limpiarte” y seguir rompiendo récords. Pudiste hacer a un lado tu desmedida ambición y confiar en tu talento. Estabas en camino a ser el máximo jonronero de todos los tiempos, pero optaste por gastar 12 mil dólares al mes (según USA Today) para comprar las sustancias prohibidas que te suministraba la clínica “Biogénesis”.   
 
Reiterar, reincidir, abusar de la generosidad del béisbol, ese fue tu peor error, Alex. Ojalá que algún día comprendas que ningún pelotero es más grande que este juego. Apela tu sanción, regresa a los diamantes, pega más jonrones, soporta los abucheos, gana una serie mundial (si puedes…), la verdad es que, al menos a mí, ya no me importa lo que hagas.
 
En México… ¿Sólo carne contaminada?
 
¿Habrá alguna clínica “Biogénesis” en México? ¿Algún laboratorio “BALCO”? ¿Algún doctor “Ferrari” como el que suministraba sustancias dopantes a Lance Armstrong? ¿O es que sólo hay rastros con carne contaminada y casos de clembuterol?
 
La justicia de los Estados Unidos se ha tomado muy en serio el problema de dopaje en el deporte profesional como un asunto que tiene implicaciones directas en la salud de la población y en el tráfico de sustancias prohibidas en gimnasios, escuelas y competiciones colegiales. Ya cayó Lance Armstrong, el héroe americano, el personaje que inspiró a una generación en todo el mundo; ya se exhibió a figuras históricas de las Grandes Ligas como Roger Clemens, Barry Bonds y Mark Maguire, peloteros que estaban destinados a entrar al Salón de la Fama y que, seguramente, nunca serán seleccionados; “A-Rod” es el último ídolo multimillonario desenmascarado. Las Grandes Ligas se han aliado en esta lucha antidopaje que sostiene el deporte mundial, sin embargo, ¿cuántas figuras de otras ligas estadounidenses serán parte de esta oscura cadena de consumo de sustancias dopantes? Me cuesta trabajo pensar que otros deportes profesionales están aislados de estas “tentaciones” globales.
 
*Te invito a seguirme en Twitter: Antonio_Rosique y en mi Facebook Oficial: Antonio Rosique / Descarga de Adrenalina.

Nota: Las columnas que se presentan en la seccin Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad nica de sus autores y no reflejan necesariamente la opinin periodstica de Medio Tiempo.

Comentarios