Escándalo en la Fórmula 1...

Por muchos años hemos sido testigos del favoritismo que la FIA tiene por ciertos equipos y pilotos, pero este año el apoyo a Hamilton ha sido descarado.

Por muchos años hemos sido testigos del favoritismo que la FIA tiene por ciertos equipos y pilotos, pero este año el apoyo a Hamilton ha sido descarado. Se corrió el Gran Premio de España, en Valencia. Pocas novedades…una parrilla de salida liderada nuevamente por los pilotos de la escudería Red Bull. Nuevamente Sebastian Vettel y Mark Webber demostraron que tienen el mejor auto y la mejor puesta a punto de todas las escuderías. Lewis Hamilton en su McLaren arrancaba tercero, seguido por ambos autos de la escudería Ferrari que finalmente mostraron una mejoría considerable y fueron capaces de pelear de tu a tu con los líderes del pelotón. El local, Fernando Alonso y su Ferrari en cuarta posición, seguidos de Felipe Massa.      El día de la carrera la peor de las suertes la llevó Mark Webber; después de una arrancada desastrosa en la que pasó del segundo al noveno lugar, decidió parar en pits para cambiar su opción de llantas, lo que lo llevó al lugar 17. De ahí las cosas solo empeoraron…Webber calculó mal la distancia de frenado de Kovalainen y se impactó fuertemente en la parte trasera del Lotus, girando en el aire 180º para terminar impactándose en las ruedas de protección. Afortunadamente ambos pilotos salieron sin lesiones…sobra decir que ambos quedaron fuera de la carrera. Ahí empieza la tragedia…después del accidente el Pace Car sale a la pista. La gran mayoría de los pilotos deciden entrar a pits. Hamilton cambia de neumáticos y al salir de pits, rebasa al auto médico, mientras que Alonso quién lo perseguía de cerca, respeta el reglamento y se queda detrás de dicho auto. Resultado…Hamilton salta a la segunda posición y Alonso queda rezagado y totalmente frustrado en el 10º lugar, sin ninguna posibilidad de real de darle alcance nuevamente a Hamilton, quien con la descarada ayuda de los oficiales de pista y el apoyo de la FIA, logra mantener el liderato del campeonato que tiene hasta ahora. Más tarde, los jueces tratando de justificar un poco la descarada ayuda que han brindado al inglés, ponen bajo investigación a varios pilotos y les adjudican una penalidad de 5 segundos sobre su tiempo final…que en realidad no cambia en nada las cosas y los resultados de la carrera. Con las penalizaciones, Alonso recupera 4 puntos de los 12 que como mínimo podría haber sumado. Hamilton, por su parte, fue penalizado con un drive-through en la vuelta 27, cuando su ventaja sobre el tercer lugar, era superior a los 35 segundos y la ventaja de Vettel sobre Hamilton era inalcanzable, es decir, la penalidad no llega hasta que los oficiales están seguros que ésta, no le afectará en lo más mínimo. Alonso queda relegado al 5º lugar del campeonato con 29 puntos menos que Hamilton, una ventaja que parece poca, pero con el apoyo de la FIA a Hamilton parece definitiva. Lo que nos queda…esperar que Vettel, que a pesar de todo se mantiene en el tercer lugar del campeonato a tan solo 6 puntos de Button y 12 de Hamilton, logre continuar con el dominio que hasta ahora ha mostrado en la categoría y pueda dar alcance a los punteros y levantarse con la corona. Nada me daría más gusto. No sé a Ustedes…el Campeonato que obtuvo Lewis Hamilton en el 2008 me dejó mal sabor de boca, ganando en la última vuelta del último gran premio, con un rebase que se vio descaradamente arreglado. Simple y sencillamente…un buen piloto que nunca ha sido, ni será un gran Campeón hasta que demuestre que puede hacerlo por sí mismo. Al parecer, esta temporada otra vez no podrá demostrarlo. Hablamos…

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas