No es una actuación histórica la de los clavados

Tomémoslo con mucha calma, no es una actuación histórica de los clavados mexicanos, hay focos rojos.

Aunque en México algunos echen las campanas  al vuelo al considerar “histórica” la participación de los clavadistas mexicanos en el Campeonato Mundial de Natación Shanghai 2011, lo cierto es que debemos ser cautelosos con los resultados de un Mundial de altibajos y que en buena medida tuvo competencias de mal nivel. Al contrario de “histórico” observamos focos rojos.

Los saltadores mexicanos hicieron su competencia lo mejor posible.  En específico los medallistas Paola Espinosa en plataforma 10 metros (bronce) así como Yahel Castillo y Julián Sánchez en sincronizado  trampolín 3 metros (bronce). Al igual quienes lograron el boleto olímpico para México: Además de los ya mencionados, están Iván García y Laura Sánchez.

Pero la verdad sea dicha, viendo tirar a la gran mayoría de participantes, debió ser una obligación para todos los nuestros incluirse entre los mejores 12.

La elite mundial en los saltos está muy marcada. Poco a poco se reducen los países elite. Los chinos dominan con tranquilidad, y algunas pocas  naciones buscan una falla de éstos para colarse y rescatar alguna medalla de plata,  como fue el caso de los rusos Ily Zakharov a y Evgeny Kuznetzov en trampolín 3 metros, donde aprovecharon la falla del chino Qin Kai para realizar el 2-3.

Para hablar de mal nivel, podríamos mencionar como ejemplo los 10 metros de plataforma damas, precisamente, la competencia donde participó Paola Espinosa.

En Shanghai, al igual que hace dos años en Roma 2009, fue una lucha entre cuatro clavadistas: las dos chinas Chen Ruolin y Hu Yadan(Kang Li), la mexicana Paola,  y la canadiense Meaghan Benfeito. No existe nadie más que pueda pelear un podio en plataforma damas. Lógico, se entra a un estado de confort. Los 10 metros femenil de Shanghai no tienen nada que ver con los de Roma. En la ‘Ciudad Eterna’ Paola ganó con 428 puntos, ahora hizo 377, es decir, 51 puntos debajo de lo realizado en Roma. En Shanghai se dio el lujo de fallar uno de sus saltos y de todas formas obtener el bronce.

La ganadora de la medalla de oro en Shanghai, Wang Ruolin, tuvo  en Roma 417 unidades para la plata, ahora ganó el oro con 405 puntos. Mientras que la canadiense Benfeito tuvo en Roma 396 y ahora realizó 375. Una baja marcada de todas las clavadistas.

Desde luego todo evento es diferente, existen muchas variables. Ese 18 de julio de 2009 en Roma, la mexicana hizo la competencia de su vida, quizá ese detalle hizo que la prueba de plataforma 10 metros subiera de nivel, pero eso nunca lo sabremos.

En este Mundial 2011, China fue imponente, se llevó todas las medallas de oro de las pruebas de clavados. La escuela  China no baja los brazos, de ahí la hazaña que hizo Paola Espinosa en el Mundial de Roma.

Este Mundial también sirvió a México para observar a uno de sus rivales a vencer en los Juegos Panamericanos: Estados Unidos. En la final de plataforma 10 metros, por mucho, como dicen, la prueba reina de los clavados, el estadounidense David Boudia hizo una competencia impresionante para ganar la plata (544.25) sólo una exhibición tirándole a lo perfecto que realizó el chino Qiu Bo (585.43) pudo quitarle la medalla de oro.  Aquí, el mexicano Iván García séptimo (493.15) mostró carácter y calidad, está muy cerca de incluirse al club de los 500 puntos, los ‘socios’ de este club exclusivo son los que pueden aspirar a lo más grande del orbe.

En trampolín 3 metros también resalta la figura del estadounidense Troy Dumais,  quien aunque se colocó en quinto, tan sólo un lugar arriba de Yahel Castillo, en Roma fue subcampeón mundial.

De igual forma, en clavados  sincronizado  trampolín 3 metros damas, no se observa como se le pueda ganar a las parejas de Canadá y Estados Unidos. Asimismo, la pareja que tanto le apuesta el deporte mexicano de Iván García y Germán Sánchez en plataforma 10 metros, fue superada claramente por la de Estados Unidos de David Boudia y Nick Mccrory.

Todas las anteriores son medallas de mucha importancia para México en su aspiración de tener la mejor participación nacional en unos Juegos Panamericanos, en este caso los de Guadalajara 2011.

Se debe trabajar muy fuerte en los clavados de México. Encontrar las parejas de sincronizados ideales para pelear lo alto del podio. Cuidar el protagonismo de adelantarse y considerar como “histórica” una participación regular.

Histórica es la medalla de oro de Paola Espinosa en Roma 2009. Eso sí es historia.

 Te invito a seguirme:  Twitter: @carlos8a8a  Mail: cochoa@mediotiempo

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas