Más atletas mexicanos ¿Más medallas en JO?

Cuando existe la miopía de creer que a mayor población más oportunidad de medallistas deberíamos tener, se complican las políticas deportivas de México...
A poco más de seis meses del inicio de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el deporte mexicano ya comenzó su proceso de clasificación. Hasta éste momento 30 atletas gozan ya de un boleto seguro, se espera que la cifra final de deportistas ascienda alrededor de 100 plazas, siempre y cuando el futbol alcance un lugar, de otra forma la Delegación Mexicana será cercana a los 80 puestos, tal y como aconteció en Beijing 2008.
 
Resulta obvio decir que no por llevar más deportistas, tenemos mayor oportunidad de obtener medallas. Aunque se pudiera inscribir la Delegación más grande de la historia del deporte mexicano, la cosecha sería la misma que si lleváramos solo 15 atletas. Esto claro, pensando que irían los deportistas de clavados, taekwondo y tiro con arco; y quizá algún andarín y un boxeador que salgan en su día. México tiene un promedio de 2.6 medallas por Juegos Olímpicos.
 
El comentario anterior viene a colación porque en uno de sus discursos, el Presidente de México, Felipe Calderón dijo  que por “mera probabilidad” cómo nuestro país tiene muchos habitantes tendríamos que tener cuantiosos medallistas.
 
Esto lo declaró el Presidente de México el 23 de enero de 2009 en la presentación de la Estrategia Nacional en Materia de Cultura Física y Deporte en la Residencia Oficial de Los Pinos:
 
“México está, por decirlo en términos muy gruesos, entre los 20 primeros lugares en tamaño de población mundial, incluso podemos ser el lugar 12, 11, 13, dependiendo muchas veces del indicador; pero digamos en los 20 primeros lugares por su tamaño, también, por mera probabilidad, deberíamos también estar entre los 20 primeros lugares de los medalleros de las competencias donde nos presentamos; o en otras palabras, yo creo que todos nos hemos asombrado de que hay Estados o Naciones muy pequeñas en su población y que tienen mucho más medallas que nosotros”.
 
Por su puesto, el desarrollo del deporte en una nación no es tan simplista, de otra forma países como la India, Nigeria, Indonesia, Pakistán y Bangladésh, que están entre los 10 más poblados del orbe, serían potencias deportivas a nivel mundial.
 
Y Cuba junto a muchas naciones europeas que ganan preseas históricamente en Juegos Olímpicos, no tendrían posibilidad de ascender al podio.
 
Es complicado hablar de políticas deportivas en México cuando el Presidente creé que el número de habitantes de un país debería ser proporcional al número de medallas olímpicas. En realidad, por lo menos en el "deporte de alto rendimiento", son las Federaciones quienes realizan la continuidad, muchas veces para mal y otras para bien; mientras que en "deporte para todos" los números y las estadísticas que presumen algunos gobiernos son mera ficción, ¿Podemos hablar de altos niveles de actividad física, siendo el país número uno de obesidad infantil?
 
En todo caso, observaciones simplistas como la anterior pueden trasladarse  a cualquier orden de la vida de un pueblo. Se podría revirar y decir ¿Por qué entre los más de 100 millones de mexicanos no sale un puñado de políticos eficaces? ¿O un ministro de deporte competente, sin tener que poner a improvisados?
 
México tiene que asistir a Londres con la delegación justa. Ni más ni menos. Invitaciones cero. Procesos selectivos masivos como natación y atletismo, entre otros, deberán tener mucho cuidado en incluir a ciertos atletas, porque lejos de hacerle un bien al deportista, la mayoría de las veces resulta todo lo contrario. Quién no recuerda al judoca, José Goldschmied que compitió 43 segundos en Atenas 2004 o los 5 minutos de Angélica Larios en la esgrima de Beijing 2008, por decir sólo dos casos que fueron en su momento criticados con mucha fuerza por medios de comunicación y opinión pública en general.
 
No hay fórmulas secretas. Ni varitas mágicas. Mucho menos "Mesías del deporte". Cuando se hace lo mismo se obtienen los mismos resultados, y seguramente  se empezarán a curar en salud nuestros dirigentes deportivos y escucharemos frases como esta: “no trabajamos para estos Juegos Olímpicos de Londres, sino para los de Río de Janeiro de 2016”. Que fácil.
 
Te invito a seguirme en twiter@carlos8a8a

Correo electrónico cochoa@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas