Mediación en tiempos de confrontación

Los conflictos entre diversas Federaciones deportivas mexicanas y la CONADE deben ser solucionados.

A nadie escapa la circunstancia de desencuentro que se da en el ámbito del deporte de nuestro país, los diferendos entre el organismo rector del deporte por parte del Gobierno Federal, el Comité Olímpico Mexicano y un grupo de Federaciones Deportivas, los medios impresos y electrónicos han cubierto de forma sin precedente las declaraciones y afirmaciones de los titulares de quienes presiden organizacionalmente a las dependencias del sector público y de las Asociaciones Civiles.

El debate es impulsado por señalamientos de incumplimiento administrativo y deportivo por parte de algunos de los dirigentes de las federaciones, que de acuerdo a lo que se presume, no han satisfecho los requisitos de registro o comprobación de recursos otorgados por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, por lo que muchas de estas instancias han dejado de recibir los apoyos que, en su caso, les permitiera cumplir con su programa operativo anual, entre estas instancias el mismo Comité Olímpico Mexicano.

El elemento central -mediáticamente hablando- ha sido la posible sanción del Comité Olímpico Internacional que dejaría a México fuera de la participación en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 y/o una carta de extrañamiento dirigida al gobierno mexicano por la presunta intervención en el movimiento olímpico, lo que violenta en algunos conceptos la Carta Olímpica, que es el instrumento normativo por excelencia del Comité Olímpico Internacional.

El próxima 3 y 4 de diciembre, en reunión del ejecutivo del COI, se determinará sobre los señalamientos realizados por parte de una decena de Federaciones acerca de la intromisión del gobierno en su vida interna, por lo que intuyo que se abrirá una investigación por parte del máximo órgano del movimiento olímpico internacional,

Los Medallistas Olímpicos Mexicanos creemos que debe prevalecer irrestrictamente el estado de derecho para definir las actuaciones de las instituciones reconocidas por la Ley General de Cultura Física y Deporte, que en su cuerpo reconoce las atribuciones del Comité Olímpico Mexicano como impulsor del deporte y de los valores olímpicos, motivo por el cual deberán de constituirse mesas de trabajo que realicen una mediación en los disensos y generen consensos sobre los temas de legalidad que deben de prevalecer por encima de los ánimos personales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas