Pulsaciones inolvidables

¡Bienvenidos, bienvenidos! Al mundo donde crujen los motores y se despiertan las memorias.

¡Bienvenidos, bienvenidos! Al mundo donde crujen los motores y se despiertan las memorias.

Mi experiencia cercana a las velocidades la viví en la autopista Guadalajara-Tepic, en vacaciones veraniegas, cuando me dirigía a Puerto Vallarta a convivir con una par de gringas ficticias y muchas jalisquillas mochas. Pasando el poblado de Tequila, la camioneta perdía el estribo y el velocímetro marcaba más de 200 km/hr. De repente una manchita a la distancia en la carretera y más cerca un tamarindo federal (policía federal de caminos) me apuntaba con una especie de pistola para medir la velocidad y multarme con un salario mínimo por cada km excedido del límite permitido (que era 110 por hora, así que como ven salió caro mi chistecito y duro el regaño de mi abuela que venía dormida en la parte de atrás). En fin, ha sido mi única experiencia con la capacidad de sentir el aire conduciendo.

No hay duda que la feria post moderna más fantástica de los deportes es el automovilismo. Me queda claro que el dominio del hombre y la tecnología es sólo un jinete futurista que controle a la bestia a más de 300 km/hr. Una locura.

Este fin de semana la cita perfecta será en el televisor, para ver por segundo año consecutivo un cierre en la última carrera. Brasil se ha apoderado de los reflectores, una carrera que se ha dado desde 1973 y que haya sido marcada por el adiós del más grande de todos los tiempos Schumi, que el año pasado no pudiera con el asturiano Alonso y que se fuera sin el título en tierras amazónicas. Hoy, de nueva cuenta la dramatización de la historia no podía ser mejor.

Las trampas y los engaños. Las horas contadas de toda una escudería que hiciera trampa, incluso dudándose del actual Bicampeón de la Fórmula 1: Fernando Alonso. La escudería McLaren, o mejor conocida como Las Flechas Plateadas llevaban ventaja sobre Ferrari, mejor reconocidos como Los Corceles Rojos, en una lucha con 4 pilotos de gran voltaje. Hamilton (inglés), Raikkonen (finlandés), Alonso (español) y Massa (brasileño). El melodrama llegó a su punto con la descalificación por el caso de espionaje del equipo de McLaren a Ferrari, desatando toda una serie de desprestigios a la competencia y evidenciando la corrupción del deporte más rico del planeta.

En lo deportivo, el galán de la historia y muchacho que rompía todas las estadísticas y probabilidades jamás imagino que de inmediato tuviera un retador que se mofara en varias pistas con sus categóricos cierres,  provocando una lucha de egos entre propios coequiperos. Además el cambio ideológico de Ferrari después de la despedida de Schumacher, que provocó de tajo que esta escudería apostara por la experiencia de los pilotos y que hoy, después de la eliminación de McLaren ya tengan el título de las 11 constructoras del 2007.

La semana pasada, en el penúltimo capítulo del año, China dejó todo en el aire para que este fin de semana se corra palmo a palmo en Brasil. Louis Hamilton con 107 puntos, Fernando Alonso con 103 conseguidos y Kimi Raikkonen con 100 unidades disputen un cierre de auténtico alarido.

Massa en el 2006, Montoya en el 2005 y 2004 han sido los últimos triunfadores del motor en el corazón brasileño. Australia, Malasia, Bahrein, España, Mónaco, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Hungría, Turquía, Italia, Bélgica, Japón y China han quedado atrás, son ya un pasado. Es hora de ver el calor carioca en el autodromo de Interlagos, en Sao Paulo, Brasil, para ver quién será el nuevo gigante que se adjudique la campaña 2007.

Uno de esos años que serán recordados por el duelo titánico entre dos jóvenes pilotos de la escudería que hizo trampa, Ferrari en reingeniería y con muchos cambios por delante. Recordado por el chiste mediático y consumista de la Renault pisando las calles de Reforma en la Ciudad de México, haciéndonos recordar que este deporte sí tiene historia en México, sí tiene ganadores y tiene anhelos de que algún día regrese. Por ahora sólo nos queda prender el televisor y disfrutar de un cierre con pulsaciones inolvidables.                          La Barra 90.9 sábados 1 pm en la Ciudad de México 90.9 fm. Para todo el cibermundo www.ibero909radio.com Porque no todos escuchamos lo mismo.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas