Dallas: La gran estrella

Hoy una columna rizomática. Por cierto, un rizoma es un modelo descriptivo o epistemológico en el que la organización de los elementos narrativos no sigue líneas de subordinación jerárquica.

Hoy una columna rizomática. Por cierto, un rizoma es un modelo descriptivo o epistemológico en el que la organización de los elementos narrativos no sigue líneas de subordinación jerárquica.

¡Bienvenidos, bienvenidos! A los cuentos de vaqueros que conquista el viejo oeste, que desenfundan más rápido que el artillero de enfrente y dónde la estrella del sombrero metálico siempre ha sido la más grande del emparrillado.

Fuego y cenizas. Hombres que saben hacer leyendas y ejecutan las actividades de la vida con tal fortaleza, que los mortales le damos un peso mitológico a sus acciones con el ovoide. Fuego y cenizas. Mariscal de campo que haya determinado la gloria cada que levanta el puño o corra las diagonales con tal rapidez que de miedo al toparte de frente con su mente que esta tatuada de grandeza.  

Dos de las franquicias más ganadoras en la historia de la NFL de la Conferencia Nacional, Dallas y Green Bay, se han robado la campaña para ser reflectores de realidades y verdaderas conclusiones a un mes de que terminen las épocas clasificatorias y nos sumerjamos en pavos cachetones navideños para ver la Postemporada del futbol americano.

Hace un mes platicaba de la perfección del juego entre Brady y Maning. Pero después de haber visto el juegazo de Romo y los minutos de Favre, veo con anticipación que es de esos años para apostar el regreso a las épocas románticas de las historias de fuego y cenizas.

Fuego y cenizas. -Nunca entendía por que traía un balón en la mano. Hacía mucho frío saliendo de la casa después de haber desayunado suplementos vitamínicos para poder trotar a lado del río a las seis de la mañana. Mi madre se había suicidado por una depresión amorosa después de su cuarto matrimonio. Mi hermano no ha llegado a la casa, me dijo una persona en la calle que lo había visto pegándole a una mujer en un antro. Después de correr me dan ganas de ir al baño, me da vueltas la cabeza y caigo desmayado. De ahí empiezo a ver todo de lejos. Cinco horas más tarde me recoge un señor de 65 años para llevarme a casa y regresar a ver el partido entre el fuego y la ceniza de un bar-.

Hay 4 equipos que han acaparado todas las luminarias y prometen con su juego que se enfilan para hacer de este Torneo el mejor de la historia. Marcar a un favorito para creer que se llevará el fuego y la ceniza, es bastante prematuro. Los Empacadores, los Vaqueros, los Potros y los Patriotas han puesto de cabeza la NFL y hoy las historias de una cultura que se basa en lo que dicta el primer fin de semana de Febrero ve con los mejores ojos que a finales de Enero tendremos las finales de Conferencia más emocionantes de los últimos años.

El fuego y la ceniza de Temporada regular. Dallas le ganó a Green Bay y parece que cerrará todos sus juegos en casa de la Postemporada, Pats venció a Indianápolis y también contará con todos los juegos de las fases finales con su afición. El emparrillado se enciende entre el fuego y las cenizas de que la ansía ya anhela el invierno, que dejen por fin de caer todas las hojas otoñales y que empiecen las primeras nevadas, para ver las horas decisivas entre 4 históricas y franquicias ganadoras que se batirán por la supremacía de saber que serán campeones de una de las campañas con más mitos para recordar la grandeza entre el fuego y la ceniza. La rudeza y experiencia de la “G” en el casco de los creadores de la frase “ganar no lo es todo, es lo único”, eso decía su caballero Lombardi. La vanidad y autoestima de Brady y sus patrioteros compañeros al entender que son la dinastía después de las caídas gemelas torres. La fortaleza de saberse el mejor con el ovoide en la mano, hacer que olvidemos a Marino y dándole el primer título a un coach afroamericano, sí, Payton y el galope de sus Potros. Para el último dejo al favorito del planeta, más finales jugadas, más anillos en sus jugadores, más fases finales conquistadas, la mítica y legendaria historia del viejo oeste con Dallas: La gran estrella. 

La Barra 90.9 es el espacio donde los rizomas sonoros se convergen con la música y los deportes todos los sábados a las 13 horas en Ibero90.9 fm de la Ciudad de México o para lo vida virtual en www.ibero909radio.com

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas