Grandeza

¡Bienvenidos, bienvenidos! A un mundo de creencias celestiales y dones divinos. A tecnológicos que fomentan su publicidad de éxito con el deporte del emparrillado y ahí donde el ganar representa...

¡Bienvenidos, bienvenidos! A un mundo de creencias celestiales y dones divinos. A tecnológicos que fomentan su publicidad de éxito con el deporte del emparrillado y ahí donde el ganar representa una forma de vida.

La pregunta: ¿Por qué demonios no han premiado en estas fechas revolucionarias a lo más grande que ha dado el deporte mexicano en los últimos años junto con Lorena Ochoa?

Un día en los sueños y otro en las caminatas.Una noche en Monterrey la otra en el Lago de Guadalupe. Un día en las memorias y otro en el presente.Una noche en las horas extras del estudio la otra en las diagonales. Un día en la gloria y otro en las victorias.Una noche en el festejo la otra en la rutina.

Pequeños números para amantes de las matemáticas y datos para los que odian las herencias de Pitágoras:

Cuatro años ganando el título de manera consecutiva ¡Tetracampeones!Doce Finales seguidas ¡Seguidas!Desde 1993 han ganado 10 Campeonatos.Tienen el registro de la mayor paliza de la historia en un partido.Líderes en 10 años por aire.Máximos anotadores en 9 años de la ONEFA.Mejor defensiva en 11 años de la categoría.Sólo han permitido que los Aztecas de la UDLA ganaran un Tricampeonato. Han perdido dos Finales con sus hermanos del TEC CEM.

En verdad todo lo que dije ya se sabía. Mi investigación fue nula, pero en verdad hay poco que rascarle a una hegemonía, a una dinastía, a la simple y dura grandeza. Los Borregos Salvajes de Monterrey, han demostrado el cimarrón que pone los cuernos de batalla en el monte y sólo permite uno en la cima; así son, así piensan, así los entrenan. De acuerdo o no; me guste o no; sea yo más humanista que perfeccionista (profesionista), intento ser crítico, analista e idealista, pero ellos siguen ganando a Universidades públicas, instituciones privadas de educación, leyendas del Americano en México devaluadas como el IPN y la UNAM, en fin, le ganan a todo.

Un día contaremos las historias, las batallas épicas y la supremacía. Veneraremos su legado, su territorio y su ideología. La realidad es que son de las más grandes hazañas en el deporte nacional. En eras de mucha competencia, de mucha disciplina y ejercicios retacados, ellos siguen su reinado.

No importa si no son portada nacional. No importa si se ve como una Liga TEC plagada de apoyos y becas para una mejor calidad de vida (le duela a quien le duela, así se vive en México). No importa si le ganan siempre al hermano mediano o menor. No importa si no juegan en la NFL y por eso se les catalogue como algo no real en medidas estrictas deportivas. Pero, ya demostraron un reflejo del significado del deporte cuando se acostumbra a ganar y a estudiar como ritual de vida.

En verdad no importa ya que la realidad les pertenece en las glorias; y sus enseñanzas deportivas a nivel nacional deberán de ser canalizadas como son, como las entiendo, como las sueña cualquier individuo que practica un deporte y busca siempre competir, ya sea de manera profesional, estudiantil o amateur, ahí el TEC de Monterrey sigue enseñando lo que representa la grandeza deportiva.         La Barra 90.9 sábados 1 pm en la Ciudad de México 90.9 fm. Para todo el cibermundo www.ibero909radio.com Porque no todos escuchamos lo mismo.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas