El día del escandaloso silencio

Última columna del año y aquí cerramos supuestos y líneas absurdas, proponemos metas y creemos que la realidad es una manzana gigante que jamás será una pipa en términos existenciales. Los...

Última columna del año y aquí cerramos supuestos y líneas absurdas, proponemos metas y creemos que la realidad es una manzana gigante que jamás será una pipa en términos existenciales. Los deportes como siempre, van acompañados de aromas y memorias que enaltecen las horas contadas de nuestra cultura, a veces aniquilándola y en otras sólo enalteciéndola.

¡Bienvenidos, bienvenidos! Al mundo de las pastorelas irreales y los cierres de año con pocas glorias, con engaños y con días de mejores porvenires.

La fantasía ha cumplido las expectativas de noches donde no se piensa en el firmamento del cielo sino en el pavo de las mesas. Historias van e historias vienen, meses van y los meses vienen. Siempre en la eterna lucha de la búsqueda de la sabiduría y el entendimiento de la felicidad. El clima decembrino en el trópico de capricornio es bastante frío, las calles de las grandes ciudades provocan muchas muertes de varios damnificados que no tienen que comer, que no tienen con qué taparse del frío.

La historia de las pastorelas y los periodistas deportivos siempre nos han contado como el bueno le gana al malo y como el "Peje" siempre pierde o los árbitros son neófitos. Pero las esperanzas y las fantasías deben de ser siempre mayores, nunca cesar en lo increíble y poder formular ideas con sueños que cambien el transcurso de nuestras vidas. Por eso el regalo de los pastores se dice que es el mejor momento de la humanidad desde hace 2007 años, cuando el Nazareno abría los ojos para cambiar toda la basura de una sociedad y demostrar que se necesitaban acciones y presentes. Todo parece indicar que los milagros no existen y el día de un escandaloso silencio sería fatal. El fin estaba cerca. Esperanzados por comprender que el pasado siempre será pasado y las nuevas generaciones buscan nuevos retos para construir una nueva realidad, nuevas fantasías y nuevas metas de vida. Ahí estaba la importancia del regalo. Pero todavía no estaba perdido todo. Los atletas mexicanos con sus diminutos tamaños y sus gigantes corazones habían agarrado el cofre con las medallas, todo parecía que el destino había favorecido a la historia y la sorpresa se cumpliría en Beijing.

Y así los sueños y el destino se vuelven a cruzar por un mejor porvenir. El día de un escandaloso silencio será recordado por el intento de una eterna lucha por la felicidad, por el perdón, por el éxito de vida, pero siempre con amor y trabajo. Breve y sin sustancia pero creyendo en las buenas intenciones. Las próximas semanas seguirán la cita de cada 7 días para que intente aprovechar este gran espacio de opinión y reflexión para apostar todo el 2008 con la mirada fija en las fantasías que viviremos en mediotiempo.com y Mediotiempo TV para llegar al fuego olímpico. Feliz fin de año 2007. Prometedor 2008.  

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas