Todavía Ana

!Bienvenidos, bienvenidos! Al mundo de las tragedias paranormales deportivas que jamás salen del closet en la mediación de una censura que sea justificada por la eterna retórica del cuello blanco.

!Bienvenidos, bienvenidos! Al mundo de las tragedias paranormales deportivas que jamás salen del closet en la mediación de una censura que sea justificada por la eterna retórica del cuello blanco.

La verdad, llevo dos horas en sala de espera por el retreso de las típicas aerolíneas que se jactan de ser puntuales (Aviacsa), pero bueno, estoy a punto de salir a cubrir la primer Final para Medio Tiempo TV y acabo de pedir la clave para conectarme y mandar esta columna semanal con la fiebre de la Atlantemanía y la famosa locura defeña del nuevo siglo cuando los gatitos de la Universidad andan bien, el neopumismo.

Pero antes de eso, mi comprimiso periodístico para comentar en Más Deportes, esta sección que gracias a ustedes cada día crece más y más. Ahí el fervor de la semana es curiosamente mi primera temática de este ejercicio narrativo en el mejor portal de fútbol: nuestra revolucionaria y contestataria atleta con la grandeza del apellido más significativo de los cambios sociales de latinoamerica, Guevara.

A unos cuantos meses de que Ana Gabriela Guevara moviera las aguas de la Federación de Atletismo, esta semana y a un año del mandato de Carlos Hermosillo, lanza la segunda bomba mediática en contra del artillero futbolero hoy político deportivo. Con este nuevo mensaje queda confirmado el interes de que los sueños y cambios de un ser humano por mejorar una sociedad, sí existen.

Las declaraciones de nuestra saeta sonorense en contra del titular de la CONADE son un ejemplo de que está convencida de los miles de errores y de la corrupción que existe en el manejo de tantos burócratas y otros tantos ex deportistas en las federaciones deportivas. Ana se arrepiente de haber apoyado a Hermosillo dejando pactado su compromiso por entender que nuestro deporte debe cambiar. Estamos a pocos meses de los juegos Olímpicos y parece que el fracaso es evidente, los engaños y los pocos atletas con apoyo y aspiraciones son contados con la mano. El ciclismo ya sufrío descalabros y se avesinan más, muchos más.

Por eso la importancia de escuchar voces con autoridad, voces que saben lo que dicen por lo que han ganado con su trabajo, porque han sobrepasado retos de alto rendimiento y no simples campañas políticas.

Aprovecho este espacio para aclarar que no estoy en contra de Carlos Hermosillo, ni del equipo de trabajo que tiene a su alrededor para tratar de cumplir con los retos que él mismo se puso, mas bien, mi postura es de nueva cuenta en las ideologías personales que hacen con sus mentes y acciones un mundo de cambio. Hoy estamos enfrente de una de esas mujeres que gracias a ella la sociedad mexicana (en su postura machista) ha cambiado, ella ha logrado que sus comentarios habrán brecha para canalizar mejor nuestros contextos y alcances en base a trabajo, honestidad y orgullo.

Por eso antes de vivir las emociones extremas del ecoturismo de la Rivera Maya, las miles de extranjeras en los clubes nocturnes, los bikinis a la moda en pleno invierno, los mariscos, micheladas y las bondades de tener a un equipo gitano en la final de nuestro futbol, hay temáticas en la agenda que servirán de reflexiones en esta era de brindis y cosechas de metas anuales que se nos están fugando. Ya tendré más oportunidades para profundizar en estos problemas nacionales con una investigación que estoy haciendo del reflejo cultural y social de las federaciones en nuestra realidad, pero por ahora aprovecho las dos horas del retraso para variar de esta aerolínea (Aviacsa) y buscar que las autoridades del aeropuerto me hagan más preguntas con mi apariencia afgana.

Todavía Ana te tengo idealizada como la mujer del cambio. Todavía Ana te veo como una gran revolucionaria que no le ha fallado a su estirpe y apellido guerrilero. Todavía Ana creo que tu palabra se hará sentir y generará cambios para el bien del deporte. Todavía Ana.

Todavía escucha los grandes especiales para este fin de año en la Barra 90.9 fm en el Valle de México, todavía para todo el mundo en www.ibero909radio.com y todavía todos los sábados a 13 horas. Por cierto, todavía espero el vuelo a Cancún. (Maldita puntualidad Aviacsa. Jaja).      Opina de esta columna aquí. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas