Nuestra nación deportiva

"Mejor pregúntenme cuántas Medallas ganaremos en el 2012, ya que en Beijing no veo cómo".

"Mejor pregúntenme cuántas Medallas ganaremos en el 2012, ya que en Beijing no veo cómo". Felipe "Tibio" Muñoz 

¡Bienvenidos, bienvenidos! A la nación deportiva que no sabe generar cultos de victoria y que la gloria sólo la ve en trámites burocráticos que no signifiquen más un metal convertido en recompensas y fórmulas posibles para dirigir al deporte. 

En plena efervescencia olímpica, con las horas contadas para que el pebetero chino sea encendido y con él inicie el mejor festejo de la humanidad deportiva, hacemos una pausa para no dejarnos engañar de las grandilocuentes campañas mediáticas en su batalla por el raiting y la comercialización del pastel de anunciantes que adoran esta ritualidad para posicionar su marca ocupando a los Aros Olímpicos. Nos detenemos un segundo rumbo al Olimpo y aquí ponemos datos que nos hagan cuestionar la verdadera cultura que se tiene en México cuando hablamos de los Juegos Olímpicos y de los incontables fracasos que como Delegación se han obtenido con 110 millones de patriotas y con un sistema educacional que según incluye la materia de Educación Física.

Si repasamos el nombre de atletas mexicanos que han ganado una Medalla (espero no cansé su mente de tantos nombres que tienen ese logro), detectamos que no han podido refrendar su victoria en otro proceso olímpico. Desciframos los pocos ideales que jamás han sido inculcados en nuestra educación con el poco deseo de pasar a la historia como un ente de las eras y no un mortal con suerte que hizo bien una marcha o un clavado.

Creo que sonará bastante quisquilloso el juzgar de antemano que los acontecimientos de todo un trabajo para una etapa olímpica siempre son "poquiteros", con muy pocos anhelos de lo que representa el ganar, de lo que significa ser el mejor de todos los tiempos, de encontrar sentido a la fortuna de nunca ser olvidado como atleta por tus hazañas, por esas historias que faltan en México: reales, sensatas y originales.

Pero ahí queda la reflexión, México nunca ha pasado de 6 Medallas fuera del país, casi nunca puede refrendar el proceso Olímpico un atleta para conseguir o superar sus logros (sin demeritar sus victorias). Por si fuera poco siempre tenemos los inmejorables pretextos de todos nuestros directivos.

Nuestros dos deportes más populares, con mayor infraestructura y que se jactan de ser las principales ligas del mundo, mínimo entra las primeras 10, han dejado en ridículo el orgullo de nuestro deporte en general, el béisbol y el futbol dieron vergüenza. Pero así somos, cada cuatro años sumergidos en la ola de anunciantes, de campañas mediáticas que nos den la esperanza de ganar algo, de seguir a nuestros atletas que esperan a que un día nuestra realidad cambie.

Allá van nuestras esperanzas, los ojos puestos en Paola Espinoza y las metas cantadas por CONADE en 2 Medallas, por eso el "Tibio" Muñoz (caliente como atleta, frío como directivo y Presidente del COM) cuando habló de cuántas Medallas la Delegación Mexicana iba a conseguir, prefirió reír y en tono de ironía contestó: "Mejor pregúntenme cuántas Medallas ganaremos en el 2012, ya que en Beijing no veo cómo". LA PRÓXIMA SEMANA TE DIRÉ TODAS NUESTRAS MEDALLAS CONSEGUIDAS, NOMBRE A NOMBRE, DISCIPLINA A DISCIPLINA.

Por que en www.ibero909.fm se hace radio, no te pierdas La Barra 90.9 los sábados a las 13 horas.  

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas