La experiencia de la lucha libre

Un éxito superior a la edición anterior en donde acudieron poco menos de 25 mil aficionados, casi 2 mil asistentes más que el año pasado.

El tema principal de esta semana era respecto a la tercera Exposición de Lucha Libre que se llevó a cabo en el Centro Banamex, “Lucha Libre: La Experiencia”, la cual reportó un éxito superior a la edición anterior, en donde acudieron 25,000 aficionados, casi 2,000 asistentes más que el año pasado y en donde las críticas estuvieron en algunos luchadores que decidieron cobrar por todo prácticamente, hasta por una fotografía de teléfono celular. Ahora se acerca otra oportunidad para que los fanáticos convivan con los luchadores en el “Lucha Fan Fest” que permitirá comentar de este tema. Por otro lado, este pasado lunes ocurrió algo que tal vez no me hubiera gustado presenciar, un accidente de un gladiador en plena acción en el cuadrilátero por lo que el nombre de este espacio para esta semana he decidido cambiarlo de “Lucha Libre La Experiencia” a “La Experiencia de la Lucha Libre”. En la Lucha Estelar del 27 de Julio en la Arena Puebla se celebraba un encuentro de Campeonato Mundial de Peso Completo, Último Guerrero exponía su título ante Héctor Garza, después de dos caídas el encuentro estaba empatado y con grandes posibilidades para el retador en convertirse en el nuevo monarca. En el inicio de la Tercera Caída todo transcurría con normalidad, Último Guerrero había sido expulsado del cuadrilátero Garza decidió realizar un lance hacia fuera del ring para planchar a su rival, pero durante el impulso el regiomontano se atoró con sus muslos en la tercera cuerda que hizo que se quedara corto en la distancia para caer literalmente sobre su cabeza sobre la tarima, fuera del cuadrilátero. La angustia se convirtió en un silencio total, una de las arenas más ruidosas que hay en México calló ante lo sucedido, Héctor Garza quedaba tendido tras el golpe y no regresó a la batalla después de la cuenta de 20 segundos del referee con lo que Último Guerrero continuaba como monarca, aunque el resultado al final era lo menos importante. El llamado Querubín tuvo que ser trasladado de inmediato a los vestidores para la revisión médica en la que se dictaminó en un rápido diagnóstico que Garza se encontraba bien, solamente con un hematoma en la parte posterior de la cabeza y con la recomendación de que se le realizara una tomografía lo antes posible para conocer la consecuencia del golpe más la administración de analgésicos y estar en estricta observación, debido a que en la semana previa recibió una patada perdiendo el conocimiento en un encuentro en Acapulco. Los accidentes, al ser un deporte de contacto y más en la Lucha Libre por la forma en la que es efectuada, están siempre presentes; sólo hay que recordar dos accidentes con consecuencias fatales en el pancracio mexicano. Primero uno de los casos más sonados y recordados por la inmediatez, sucedido en la Arena Coliseo una de las figuras con el máximo impulso en la década de los noventa, El día 26 de octubre de 1993 el luchador Oro perdía la vida después de un azotón en la cual la cabeza golpeó sobre la lona cortesía de luchador Kahoz tras esto el jóven luchador se levantó para después ser golpeado en el pecho y caer sobre su cuello en el cuadrilátero, a lo cual Oro no resistió, abandonó la arena y Jesús Javier Hernández murió camino al hospital. Otro de los casos de fatales consecuencias en el embudo coliseíno fue el de Sangre India, tras un tope de César Curiel su rival se impactó en una de las butacas de la arena, el fuerte golpe hizo que lo trasladaran a los vestidores en donde el 25 de diciembre de 1979 Vicente Ramos, mejor conocido como Sangre India, falleció. La preparación es fundamental dentro de la Lucha Libre, no debemos olvidar que cada vez que estos hombres suben a un cuadrilátero lo hacen con una tarea; buscar el mayor entretenimiento del público sin importar que en cada lance o en cada movimiento arriesguen su vida. Por eso siempre he tenido un gran respeto por todos los profesionales que realizan este deporte. Es un gusto que este accidente no haya tenido consecuencias graves y que Héctor Garza se encuentre bien.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas