Lizmark: Un Genio de la Lucha Aérea

Final de los años noventa y el principio del nuevo milenio ha significado para la lucha libre una época de grandes remembranzas.

Final de los años noventa y el principio del nuevo milenio ha significado para la lucha libre una época de grandes remembranzas, varias empresas se han encargado en recordar que la lucha libre tiene memoria de todos los grandes que la han conformado. Empresas como el CMLL, con homenajes a luchadores que han marcado una época, AAA recurriendo a figuras como Cien Caras en la Triplemanía, Legend y UWE con el concepto Réquiem por una Era y La Revista Luchas 2000 que en sus funciones de aniversario se ha preocupado por brindar distintos homenajes e incluso despedir a algunas figuras de los cuadriláteros. Este pasado sábado 4 de Julio, tocó el turno de despedirse a Lizmark, la importancia de este nombre en la Lucha Libre mexicana se da principalmente con su estilo aéreo de lucha, que le bastó para ser uno de los nuevos ídolos en el pancracio cuando éste regresó a las pantallas de televisión en nuestro país. Un oaxaqueño cuyo personaje tiene origen en Acapulco Guerrero, en donde tuvo grandes triunfos durante su etapa de novato que lo llevó a la Ciudad de México a la Empresa Mexicana de Lucha Libre y en donde se convirtió en uno de los máximos campeones en la división Welter y Medio en nuestro país obteniendo en varias ocasiones los cetros nacionales y mundiales. Lizmark llega al estrellato en una época brillante para el deporte espectáculo en nuestro país en donde nombres como Anibal, Huracán Ramírez, Los Hermanos Dinamita, Satánico, Pirata Morgan, El Dandy, Blue Panther, Americo Rocca, Konnan, Black Magic, Perro Aguayo, El Faraón, Atlantis, Rayo de Jalisco y Octagón por señalar algunas de las grandes figuras de aquella época, en la que “El Geniecillo Azul” brilló con su estilo que llevó siempre dentro de sus 33 años de carrera a las distintas empresas que visitó como el CMLL y Triple A. “El clavadista de la Quebrada” tuvo su máximo triunfo en una ‘Batalla Real’ celebrada en Japón en la Empresa All-Japan en donde resultó triunfador en el Tokyo Kourakuen-Hall en enero de 1984 torneo que sólo había ganado Mil Máscaras. No se puede ocultar que Lizmark termina su carrera lastimado, principalmente de las rodillas, tras el estilo de Lucha practicada; en 1999 aquejó problemas en el pecho tras sufrir problemas cardiacos que lo alejaron de su deporte preferido por un tiempo, pero no queda duda de que cada vez que subió a un encordado lo hizo para darlo todo. Para que hoy existan luchadores aéreos como Místico, Pegasso, Rey Cometa, Flash, Stuka, Super Fly, Laredo Kid por mencionar algunos hay que recordar que existió un Lizmark quien fue un innovador en el terreno de los movimientos en el aire al que siempre recordaremos como una de las máximas figuras de la lucha libre mexicana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas