Juan Manuel Rotter

¿Protagonista o Participante?

Miércoles 23 de Enero del 2013



Ser protagonista o participante, en un evento internacional, es normalmente una pregunta recurrente, cuando se acerca el proceso de selección para definir a los representantes nacionales al mismo, lo vivimos en los Juegos Olímpicos y ahora se empiezan a delinear procesos para los próximos eventos, en particular éste año están los Campeonatos Mundiales y como único evento Multideportivo estará la Universiada Mundial en Kazán, Rusia.

Definir un proceso de selección para una Federación Nacional debe partir de la base de los criterios exigidos y sistemas de calificación impuestos por las Federaciones Internacionales, mismos que se establecen de acuerdo a la cantidad esperada de participantes en el evento, que asegure un nivel alto de calidad tanto para los espectadores que asisten, como los que verán el evento por televisión y de sus aliados comerciales.

Es cierto que tomar como base solamente los criterios de las Federaciones Internacionales, no garantizarían que los atletas seleccionados sean protagonistas, es decir, puedan superar las fases eliminatorias y llegar a los procesos finales para definir a los ganadores, sin embargo también lo es, que se ha logrado calificar para formar parte del selecto grupo de atletas que puede competir en un magno evento deportivo.

Participar en un Magno Evento Internacional, sea Campeonato Mundial, Juegos Regionales o Mundiales, dignifica el proceso de preparación de años en donde se ha alcanzado ser el mejor de una nación y además cumplir con los criterios arriba mencionados, no es conformista como en ocasiones la opinión pública expresa, pues se requiere de mucho trabajo para llegar a esos niveles y por otro lado es un paso más para poder llegar a ser protagonista, dándose las condiciones de seguimiento y preparación en todos los sentidos.

Para entender mejor la opinión que quiero expresar, pondré dos ejemplos: en Deportes de Conjunto, los países tienen que vivir un proceso previo de calificación por zona o región, en base a una cantidad de plazas establecidas, que dependen del propio nivel en la región, buscando los 32 o 16 mejores equipos posibles.

 Otro ejemplo son los deportes de tiempo y marca, donde las federaciones tiempos A y B, los A serían para que los países puedan mandar a dos representantes y son los más difíciles y las B como opción para que se envíe a un solo atleta, con esto cada evento garantizaría cuando menos a 40 competidores, garantizando la cantidad efectiva para tener una alta calidad.

Hoy en día la natación nacional sólo tiene a Fernanda González con marca A y estoy seguro que habrá quizá tres más que logren esas marcas dentro del tiempo establecido por la FINA, sin embargo habría por lo menos otros 10 que darían marca B y que desde mi punto de vista deberían ir a Barcelona, donde es el mundial en este año y con ello incentivar, motivar y fomentar un desarrollo de éste deporte hacia el 2017, donde habremos de ser sede del máximo evento de esta especialidad en Guadalajara como sede.

El alto crecimiento que se venía dando en el pasado en los Eventos Deportivos en relación a participación, por no contar con éstos criterios y dejar abierto a los países a definir su selección, derivo en que las Federaciones y Organismos definieran claramente el nivel y cantidad esperada manejable, por tanto hoy es más difícil llegar a un magno evento que antes y el proceso en sí mismo desde mi punto de vista debiera ser el que toda Federación Nacional debe respaldar. ¿Ustedes que piensan?

Twitter: @jmrotter



Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios