Juan Manuel Rotter

Olimpiada Nacional: Fórmula Mágica

Miércoles 8 de Mayo del 2013



Muchos podrían considerar que la fórmula mágica para obtener resultados en la Olimpiada Nacional por parte de las Entidades del País tiene que ver con los recursos destinados al evento, por tanto al presupuesto. Sin embargo se debe reconocer que aún teniendo esa parte cubierta, se tiene que establecer una estrategia de desarrollo, conociendo el detalle del estado que guarda el deporte a nivel nacional.

Hasta ahora en el 2013, el Estado que se encuentra en la parte alta del medallero es Baja California, pero aún queda mucha cuerda al evento y habrá que esperar un par de semanas más para considerar que habrá un cambio en la tabla de posiciones a lo que se ha tenido en los últimos 10 años, con Jalisco y Nuevo León como las entidades más recurrentes en la cima.

Es claro que los Estados Jalisco, Nuevo León y Baja California han establecido como prioridad el trabajo del deporte competitivo en su Entidad como parte de una política pública de impacto en la juventud: con infraestructura de calidad, entrenadores capacitados, sean Mexicanos o Extranjeros; apoyo de las Ciencias Aplicadas al Deporte, inversión en equipamiento y material deportivo, así como un programa ambicioso de preparación en eventos nacionales e internacionales, además de programas de apoyo a los atletas con becas económicas y académicas, entre otras cosas.

Sumado a lo anterior, uno de los factores clave del éxito de los Estados que se encuentran encumbrados en los primeros lugares, es que cuentan con un Centro de Alto Rendimiento y de Detección de Talentos. Los elementos fundamentales para generar desarrollo, estos son: Instalaciones Deportivas, Escuela con políticas flexibles para con los atletas, Villas deportivas para hospedar durante la semana a atletas del interior del Estado y con ello ganar una mayor concentración en los programas de entrenamiento, comedor con atención y seguimiento nutricional dependiendo el deporte, temporalidad y tipo de atleta, Centro de Medicina y de Ciencias Aplicadas al Deporte con atención en prevención y rehabilitación de lesiones, terapia física de recuperación y trabajo psicológico.

Es cierto que lo que he descrito es muy bueno y ha generado desarrollo en nuestro deporte, sin embargo hay mucho que se puede hacer para tener un mayor impacto. En particular, el énfasis debe mejorar en la capacitación de los entrenadores y profesionales de las Ciencias Aplicadas al Deporte, una fuerza de trabajo que requiere de una política pública nacional, que la refuerce para estar a la vanguardia de lo que se lleva a cabo a nivel mundial.

Por el otro lado, son más los Estados que no cuentan con respaldo por sus Gobiernos centrales y que su participación se limita a aquellos deportistas que con sus esfuerzos personales y familiares logran la calificación al evento, teniendo pocas probabilidades de acceder a los primeros lugares, ya que a menos que sea un talento excepcional.

Un ejemplo de ello son los Estados de Tlaxcala y Durango, que al momento de escribir esta columna, no habían todavía obtenido una sola medalla en el evento de las más de 1600 que se han repartido. Ojalá entendieran los gobiernos la importancia de invertir en el desarrollo deportivo de su juventud, muchos problemas de salud y seguridad se podrían revertir. ¿Ustedes que piensan?

Twitter: @jmrotter  



Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios