Blog US Open

Hola a todos. Antes de mudarme a Europa y dedicarme full-time al futbol, jugué y cubrí tenis por muchos años. Desde entonces, cada año trato de ir a Nueva York para ver el US Open. Este año logré...

Hola a todos. Antes de mudarme a Europa y dedicarme full-time al futbol, jugué y cubrí tenis por muchos años. Desde entonces, cada año trato de ir a Nueva York para ver el US Open. Este año logré volver a Flushing Meadows y, en este espacio, escribiré mis experiencias día con día en el Torneo. Ojalá que las disfruten. Si quieren comentar algo, como de costumbre el foro está abierto.

Martes 26 de agosto

Apenas hoy pude venir por primera vez al US Open. Mi avión a Nueva York llegó en la noche de ayer y eso significó perderme el que ha sido, hasta ahora, el mejor partido del Torneo. La nueva estrella argentina Juan Martín del Potro le ganó en cuatro sets a Guillermo Cañas, otro ídolo pampero, ahora en decadencia.

En la noche Nadal tuvo algunos problemas para ganarle al desconocido alemán Bjorn Phau, pero es típico en el español: sufrimiento en las primeras rondas, tranquilidad después. Ahora, además, Rafa tiene un draw bastante tranquilo… hasta Cuartos de Final. Ahí tendría que enfrentar al que gane de sus dos cocos habituales James Blake y David Nalbandián.

Hablando de James Blake, ayer estuvo de caer víctima del síndrome American Express. La famosa empresa de tarjetas de crédito tiene una historia parecida a la del Madden en el futbol americano. Lleva años patrocinando a Andy Roddick y siempre es un desastre. En las mujeres en general se apoya en alguna de las Williams, pero raramente elige la correcta.

En esta edición sus patrocinados son Blake y Venus, lo que parece una buena alineación. Aunque el novato Donald Young tenía otros planes. En el partido estelar de ayer empujó al número 9 del mundo hasta el límite y no fue sino hasta que terminó el quinto set que la lógica se impuso.

Ahora estoy viendo como Marat Safin suda la gota gorda para ganarle al veterano Vince Spadea. Es increíble el desperdicio de talento del ruso. Tiene todo para ser uno de los mejores del mundo (ya fue número uno hace años), excepto la fortaleza mental. Cada que falla se enoja consigo mismo o con el árbitro, avienta la raqueta y hace show. De acuerdo con que lo haga en los puntos importantes, pero si vas 2-1 en el primer set no tiene sentido.

En mujeres, la número uno del mundo, Ana Ivanovic, y la ganadora del año pasado, Dinara Safina ganaron sufriendo sus partidos de primera ronda. Nadie espera un dominio de la guapísima serbia o de la talentosa rusa. El tenis femenino pasa por una seria crisis y eso se refleja en que sean jugadoras promedio las que ocupen los titulares.

La expectativa está en Venus Williams, que debuta esta noche. Lo mismo que Roger Federer. Sus partidos tienen pinta de ser sencillos así que voy a aprovechar para hacer otro clásico neoyorquino: ver la nueva película de Woody Allen, que acaba de salir en cartelera. Ya habrá tiempo de ver a estos dos grandes contra rivales que valgan la pena.

P.D. Hace rato estaba viendo el partido de Nicolás Lapentti contra Yen Hsun Lu con unos ecuatorianos. Nico ganaba fácil pero ellos se negaban a dar por un hecho el triunfo porque su jugador siempre rescata la derrota de las garras de la victoria. Tenían razón. El taiwanés le dio la vuelta y ganó en cinco sets. Estaban furiosos. Yo los consolaba diciéndoles que por lo menos ellos sí tuvieron un jugador en el draw principal. A ver si un día le toca a México.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas