Blog US Open 6

Qué día el de ayer. Ha sido, hasta ahora, el más emocionante en lo que llevamos del torneo. Dos partidos de cinco sets con favoritos que avanzan a duras penas y uno más, que pintaba para ser el...

Qué día el de ayer. Ha sido, hasta ahora, el más emocionante en lo que llevamos del torneo. Dos partidos de cinco sets con favoritos que avanzan a duras penas y uno más, que pintaba para ser el más parejo del torneo, y que fue resuelto de la forma más sencilla posible.

La jornada empezó con el fácil triunfo de Elena Dementieva sobre Patty Schnyder. Como ya lo he dicho, si hay alguien que puede impedir que alguna de las hermanas Williams gane el Abierto, es la rusa.

Ha recuperado la confianza, lo que ha sido su principal hándicap desde el inicio de su carrera. Además, ha mejorado mucho su técnica de servicio, que era, sin duda, su golpe más débil en el pasado. Su Medalla de Oro en Beijing no fue casualidad y, en un US Open femenil de una calidad francamente baja, es una de las pocas que destaca.

La jornada siguió con el partido entre Novak Djokovic y Tommy Robredo. Con su durísima derecha y el no dejar ni una bola por perdida, el español estuvo a punto de dar la sorpresa contra el jugador que mejor se había visto en el torneo. Finalmente se impuso la mayor calidad del serbio después de cinco sets extenuantes.

Tocaba el turno a Federer. Enfrentaba a Andreev en un partido que tenía todas las características para el miedo. El ruso saca durísimo, así que romperle el servicio es muy complicado. Además, no tenía nada que perder y, entre las muchas cosas que han cambiado con el Federer versión 2008 es que el resto de los jugadores ya no entran a la cancha con el respeto con que lo hacían antes.

Así, los bombazos de Andreev y su juego agresivo pusieron a sufrir al número dos del mundo desde el principio del encuentro. Si bien Federer no es la aplanadora de antes sigue manteniendo una fortaleza mental envidiable. Perdió el primer set y aún jugando muy mal para su nivel logró forzar la muerte súbita del segundo. La ganó y eso le sirvió para poco a poco irse adaptando al difícil estilo de su rival.

El partido fue un maratón, por el tiempo y el esfuerzo físico. Con el paso de las horas se fue llenando el estadio y las pantallas fuera de él tenían enfrente a una multitud de personas que animaban al suizo con gritos y aplausos. Finalmente, Federer ganó en cinco trabajosos sets y aseguró el partido de Cuartos de Final más fácil posible, contra el luxemburgués Gilles Muller... en teoría, porque el único jugador profesional de este pequeño ducado de 480,000 habitantes ha tenido una semana impresionante. Y lo remató ayer dando la mayor sorpresa en lo que va del torneo el ganarle en 4 sets al quinto sembrado, el ruso Davydenko. Además, el US Open es un torneo que se le da bien a Muller, hace dos años derrotó nada menos que a Andy Roddick, en la primera ronda.

Hablando del estadounidense, fue él quien cerró la jornada tras el extenuante triunfo de Federer. Parecía que nos íbamos a otro maratón porque su rival era el chileno Fernando González, número 11 del mundo y que llegaba en gran momento.

Pero Roddick estuvo sublime. Sus servicios de más de 130 millas por hora eran un enigma para González que, cuando podía contestarlos, se encontraba con durísimos tiros a las líneas. El chileno hizo lo que pudo. De hecho, no jugó tan mal. Pero tenía enfrente a una aplanadora. El marcador final de 6-2, 6-4, 6-1 describe perfectamente la diferencia entre ambos jugadores ayer.

La jornada de hoy tiene a varios protagonistas. El primero es Nadal que, disfrutando del draw más fácil de su vida, enfrenta al local Mardy Fish. Si logra descifrar rápido el durísimo servicio del estadounidense, Rafa no tendrá problemas en ganar en tres sets.

El otro partido del día en el draw varonil es el duelo entre Andy Murray y Juan Martín del Potro. Murray ha alternado lo sublime y lo ridículo en el torneo pero su mentalidad ganadora lo ha sacado adelante. Es favorito contra el argentino de 19 años que tiene el servicio y la derecha más potentes del torneo pero le falta regularidad. De cualquier modo, el duelo es de pronóstico reservado.

Pero, sin duda, el partido del día es el que protagonizarán las Williams. Son las dos mejores jugadoras del torneo femenil y su partido huele a Final adelantada. Yo pondría de favorita a Serena, no porque esté jugando mejor sino porque las dos hermanas suelen alternar victorias, y ya que Venus ganó en la Final de Wimbledon parece ser el turno de su hermanita.

Para cerrar, también jugará el ';Tiburón'; Ramírez su partido de segunda ronda frente al estadounidense Williams. Los dos días de descanso que tuvo sin duda le ayudaron a mejorar de la lesión con la que llegó al torneo. Ahora enfrentará al rival que le ganó el año pasado, así que es una buena posibilidad de revancha.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas