Formación Escopeta

Vaya semana la que tuvimos en la NFL… los equipos buenos dejan muchas dudas, los de en medio siguen peleando por un lugar en la postemporada y los malos siguen siendo malos.

Vaya semana la que tuvimos en la NFL… los equipos buenos dejan muchas dudas, los de en medio siguen peleando por un lugar en la postemporada y los malos siguen siendo malos. Y como seguramente ya leyeron mucho sobre Mark Sanchez y Tony Romo, esta columna la dedicaremos a platicar de los dos equipos que van como líderes de sus conferencias: Colts y Saints. Porque vaya que hubo drama en la parte alta de la NFL. Jim Caldwell: mala herencia Cuando Jim Caldwell recibió a los Colts de manos de Tony Dungy, no solo estaba tomando al equipo de su mentor, estaba heredando a una de las mejores franquicias de la NFL en esta década con todo lo que eso incluía. Un gran QB, una gran ofensiva, una defensa sólida y una gerencia envidiable. Todo lo que uno podría pedir.   El problema es que parece que Jim Caldwell también heredo la mentalidad de su ex-jefe.   Durante años ha sido tradición en Indianapolis que este equipo no juegue con sus titulares los partidos finales de la temporada, básicamente porque para la semana 14 o 15 los Colts ya estaban clasificados y con su lugar definido para la postemporada. Sin nada por qué pelear, le daban descanso a sus estrellas y las "guardaban" para los playoffs. Eso hizo Tony Dungy durante su estancia en Indianapolis, y esa fue la idea que le dejó a Jim Caldwell. Y el nuevo mandamás de los Colts la repitió al pie de la letra. Con su equipo asegurado como el primero de la AFC y enfrentando a unos Jets que estaban peleando por su vida, sacó a todos sus jugadores clave en el tercer cuarto.   ¿Cuál es el problema, dirán algunos, si Tony Dungy hacía lo mismo? ¿Por qué hoy los periódicos y páginas deportivas dedican sus notas principales a esta decisión? Muy fácil: al hacer ese movimiento Jim Caldwell simplemente desechó la posibilidad de terminar la temporada invicto. Y eso sí es un problema.   Porque seamos honestos... ¿Qué gana Jim Caldwell con sacar a todos sus jugadores en estos momentos? ¿Descansarlos? Eso no es muy importante si me preguntan, después de todo los jugadores de NFL están entrenados para resistir 16 partidos de temporada regular. ¿Evitar lesiones? De entrada les doy este dato: Peyton Manning es uno de dos jugadores salidos del draft de 1998 que no se han perdido un solo juego de temporada regular (el otro es London Fletcher), así que las posibilidades de que Peyton Manning se lesione son bajas, en especial si consideramos que de forma continua es el QB con menos capturas por año. Según algunas estadísticas le pegan cada 47 jugadas de pase, que viene a ser una vez por partido. Si favoreces tu ataque terrestre y mandas jugadas de pase rápido entonces reduces esa posibilidad.     ¿Qué se pueden lastimar Reggie Wayne o Dallas Clark? Perdón pero no lo compro. Los Colts han jugado casi todo el año con Pierre Garcon y Austin Collie como receptores estrella, y de momento no había problemas. ¿Dwight Freeney y Robert Mathis? tampoco lo compro. Si los Colts hacían series sostenidas su presencia en el campo iba a ser poca, reduciendo su desgaste. Y me puedo seguir, pero no es la intención.   El punto es este: por más razones que Jim Caldwell quiera dar, no le entiendo. Su equipo tenía una oportunidad única, y él simplemente decidió no ir por ella.   Durante las horas posteriores al partido que los Colts perdieron ayer por marcador de 29-15 escuche muchos comentarios, pero el que más me llamó la atención lo hizo Roberto Abramowitz de ESPN Latinoamérica. Él comentaba que vió ese juego con Drew Bennett, ex-receptor de los Titans, y que durante los últimos cuartos el jugador le comentó: "¿Cuántos equipos han ganado el Super Bowl? Respuesta: 43. ¿Cuántos han llegado a ese juego con marca invicta? Respuesta: 2 (Dolphins y Patriots). ¿Cuántos lo han ganado para culminar una temporada invicta? Respuesta: 1 (los Dolphins). Entonces, ¿Por qué simplemente querer ser uno de 44, cuando puedes ser uno de 2?. Wow. No hay mucho que razonar para entender el punto.   Los Colts pudieron lograr algo que solamente ha pasado una vez en la historia del Super Bowl: ganar el campeonato con marca invicta. Ayer Jim Caldwell tomó la decisión más fácil, que es simplemente ignorar el hecho y buscar ganar el Super Bowl a la segura. Y puede que le funcione.   Pero yo le quiero recordar algo: Tony Dungy solamente ganó un Super Bowl en su etapa con los Colts, y en ese año (2006) tuvo que jugar en la semana de comodines. Cuando su equipo aseguraba una buena plaza en la postemporada y les daba descanso a todas sus estrellas, el equipo se desinflaba y quedaba eliminado.   Tal vez eso también lo vaya a heredar Jim Caldwell. Focos rojos en New Orleans Sí, ya sé que es un poco exagerado decir que un equipo que va con marca de 13-2 está en estado de alarma, pero créanlo o no, es cierto.   El día de hoy los New Orleans Saints perdieron con los Tampa Bay Buccaneers. Sí, los Buccaneers. Ese mismo equipo que llegó con marca de 2-12, esos mismos Bucs que hace un par de semanas no pudieron conseguir un primero y diez en 2 cuartos, los mismos Bucs que hacen lucir bien a los Lions.   Hoy New Orleans arrancó el encuentro de la forma esperada: ganando 17-0 después de tres series ofensivas de Drew Brees y compañia. Después de eso todo fue una debacle: no volvieron a anotar puntos en el encuentro, su defensiva cedió 10 puntos a los Bucs y les regresaron una patada de despeje para anotación.   Y cuando parecía que podían escaparse con otro triunfo de último momento, la suerte les dió la espalda. El gol de campo que intentó Garrett Hartley de 37 yardas se fue por un lado y el partido se tuvo que ir a tiempo extra. Los Bucs ganaron en la prórroga, dejando a los fans de los Saints con más preguntas que respuestas.   Después de un inicio de campaña soñado de 11-0, coronado con un triunfo sobre los Patriots en lunes por la noche, este equipo se comenzó a meter en demasiados problemas. Primero se tuvieron que ir a tiempo extra para ganarle a los Redskins (4-11) y luego batallaron para derrotar a los Falcons (8-7). Aunque estaban 13-0, las cosas ya no lucían tan sólidas como antes.   Y todo se hizo más evidente cuando enfrentaron a los Cowboys en sábado por la noche.   El equipo que fuera una auténtica máquina jugando durante los primeros 3 meses de la temporada se vió sumamente mal ante los Cowboys, que dominaron el juego durante 2 cuartos y medio. Sobre el tercer cuarto los Saints intentaron el regreso pero se quedaron cortos, igual que su temporada invicta. El equipo de New Orleans se había visto realmente mal por primera vez en la temporada, y eso era un primer foco de alerta.   Lo de esta semana fue una alarma   Cuando se juega una temporada como esta, es mucho más importante cerrar la temporada bien que comenzarla de buena manera. Muchos equipos han comenzado con buenas marcas y se han caído durante la temporada (los Giants, por ejemplo, comenzaron este año con 5-0, pero han caído a 8-7 y ya están eliminados), mientras que otros tienen arranques dudosos y terminan con buenos resultados. Arizona el año pasado es el mejor ejemplo.   Entonces es bastante seguro decir que los más recientes encuentros de los Saints son una señal de que este equipo ha bajado en su nivel de juego. Ese 2-2 de los últimos 4 juegos no solo es regular, es malo si consideramos que solamente 1 de esos 4 equipos irá a playoffs.   La única buena noticia es que la derrota de los Vikings en el partido de lunes por la noche los deja como primer lugar de la NFC asegurado, haciendo menos necesaria la victoria ante los Panthers el próximo domingo.   Pero ojo, eso no quiere decir que puedan echar las campanas al vuelo.   5 cosas que me quedaron claras este fin de semana en la NFL: 1. Los equipos que llegan con mejor momento a la última semana de la NFL (y posiblemente a playoffs) son Philadelphia y San Diego. 2. Vale más tener suerte que ser bueno. Los Jets se toparon con los Colts en el mejor momento y posiblemente los Bengals no vayan a usar titulares la próxima semana. Y con un triunfo ante Cincy los Jets se meten a playoffs. 3. Jay Cutler y Lovie Smith usaron el Monday Night para salvar un poco su reputación. Este podría ser el juego que le salve el trabajo a Smith y las críticas a Cutler. 4. Jake Delhomme tiene que irse de Carolina. Con Matt Moore los Panthers han jugado mucho mejor. Hora de cambio de aires. 5. Los Steelers tienen el corazón para seguir peleando por su vida en la temporada, lástima que se tardaron tanto en demostrarlo. El Power Ranking… Los cambios se siguen dando en nuestro Power Ranking… y como siempre les adelanto un poco de lo que podrán leer más tarde en Formación Escopeta.     * Por casi todo el año Colts y Saints han sido el 1-2 de la lista. Esta es la semana que eso puede cambiar.     * De momento no sé donde poner a los Jets. Mismo caso que los Panthers.     * Me voy a llevar muchos comentarios por la forma en cómo queden los equipos de la parte alta. De eso estoy seguro. 4 Downs Y como siempre, no nos podemos despedir sin dar nuestros 4 downs… Primer down: Si los Jets pasan a playoffs… ¿habrá quienes le quieran dar el premio nacional del deporte a Mark Sanchez? Segundo down: ¿Por qué fue más interesante el Music City Bowl que el Sunday Night Football? Tercer down: ¿Sabían que ningún equipo que ha perdido con los Bucs en temporada regular ha ganado el Super Bowl ese año? ¿Y qué lo mismo aplica para los que pierden con los Panthers? Eso no pueden ser buenas noticias para Saints y Vikings. Cuarto down:   Les recuerdo la invitación a visitar Formación Escopeta (http://formacionescopeta.blogspot.com/), donde tenemos previas y resúmenes de todos los tazones colegiales. Comenzamos con el New Orleans Bowl y terminaremos con el BCS National Championship Bowl el 7 de enero. Y bueno, después de nuestros 4 downs solo queda invitarlos a dejar sus comentarios. Y si tienen alguna duda o quieren sugerir algún tema para esta columna, recuerden que pueden mandar sus comentarios a miguel.esses@gmail.com o visitarnos en http://formacionescopeta.blogspot.com/

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas