Doble o nada, el As de Carlos Hermosillo

Atrevido.

Atrevido.

Observó el medallero y en su mente comenzó a girar la idea de que México podía estar en el cuarto lugar, no en el quinto, en el cual estaba ubicado al concluir los Juegos Panamericanos Río 2007.

Carlos Hermosillo, lo pensó con ese atrevimiento que tenía cuando se calzaba los botines y saltaba a la cancha con la idea de anotar un gol.

No es una cancha los Juegos Panamericanos, mucho menos tendrá balones a modo para rematar a gol, tendrá que unirse el trabajo del deporte nacional, dedicar más de 24 horas al día y mostrar que se puede llegar a superar el quinto lugar, como el quinto partido en una Copa del Mundo.

Esta vez Hermosillo no sólo tendrá que contar de uno en uno las 18 Medallas de Oro en Río de Janeiro, sino que tiene cuatro años para duplicarlas, inclusive que se llegue a las 40 de Oro en el 2011 en Guadalajara, Jalisco, sede de los próximos Panamericanos.

Un deseo que deberá tener el apoyo, no sólo de los deportistas, quienes habrán de dar su mayor esfuerzo, como la misma Iridia Salazar ha externado, la falta de atención a varios deportes que ganaron preseas doradas y no sólo proporcionar el dinero para su preparación, sino estar pendiente de ellos con buenos resultados.

Deberá escuchar con mucha determinación a Ana Gabriela Guevara, quien con el Oro de los 400 metros volvió a dialogar con los medios de comunicación, enviar sus mensajes a gran velocidad, si ahora Ana no dará un beso a su fortaleza, le mandará un beso a Carlos con un gran mensaje.

La lucha podría comenzar entre los mejores atletas, quienes deberán despojarse del temor, del silencio, de enfrentar las injusticias y exponerlas a los dirigentes, pero no chismes, sino un foro de denuncias con bases y en beneficio del deporte.

Esta lucha podrá ser con lo que Ana Gabriela pretende, una asociación o comisión para los atletas internacionales y no reciban malos tratos y con ello habrá exigencia de los dirigentes y a los entrenadores.

Un deseo muy atrevido es el de Carlos Hermosillo, porque si habrá de pedir el doble de medallas, deberá entregar el doble en becas, en atenciones, en  instalaciones y toda una estructura deportiva para rendir cuentas en Guadalajara, en el 2011.

El deporte amateur mexicano, ya no es de apoyos menores, sino de grandes bolsas y exigencias. No más apapachos a los andarines, a los boxeadores o al hipismo, no es un paseo, son competencias y la mayoría que estuvo en Río de Janeiro se entregó y buscó la medalla.

Un adiós con 18 de Oro, 24 de Plata y 31 de Bronce ¿Veremos el doble? Ojalá.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas