Piden silencio con Oro, Plata y Bronce

"Ahí tienen la Medalla de Oro".

"Ahí tienen la Medalla de Oro".

La declaración de Ana Gabriela Guevara la dedicó a sus detractores, quienes no creían en ella, a todos quienes pensamos que estaba dentro de los atletas dopados.

Bastaron, como lo anticipamos, 50 segundos para conocer de que estaba hecha Ana y, efectivamente, levantó el Oro, lo frotó con su verdad, lo exhibió al mundo y a gran velocidad deshizo el rumor en estos XV Juegos Panamericanos para ser Tricampeona, mejor que Ana Fidelia Qurot, quien se quedó con dos doradas.

También hubo saltos en plataforma que con el correr de ellos se fue convirtiendo en Oro, tan sólido como el de Ana Gabriela, pero esta vez fue en la piscina, en la plataforma de 10 metros con Paola Espinosa, quien mantuvo su buen momento, su capacidad para realizar sus saltos con grado de dificultad que coqueteó con las mejores calificaciones para ser la mejor en Río de Janeiro, en su especialidad.

No todo quedó ahí, el tercer as dorado, fue construido en la altura por la saltadora veracruzana Romary Rifka, quien tuvo que llegar hasta el último salto para acariciar la presea y elevarse un metro y 95 centímetros para quedarse con la Medalla.

Los tres Oros permiten a México regresar al séptimo sitio en el medallero, lo cual curará en parte las heridas de los dirigentes que esperaban mejor sitio.

Pero no sólo Ana Gabriela, Paola y Romary fueron Campeonas, también hubo un Subcampeón o mejor hombre de plata, con Juan Luis Barrios, en los 1.500 metros planos quien durante el recorrido pareció perder la Medalla, quedarse rezagado, pero en los últimos metros fue venciendo al tiempo y detuvo el cronómetro en 3 minutos, 37 segundos y 71 centésimas y con ello quedarse con la presea.

No podían faltar las derrotas honrosas para muchos, quienes tratan de cubrir a quienes no lograron llegar a la Final, pero es válido hacer el intento, salir a recibir puñetazos o caídas en el tatami para soportar la superioridad.

Oscar Aguilar, en lucha grecorromana se quedó con el bronce tras perder la Semifinal en la División de 96 kilos.

Otra andanada de bofetadas con guantes recibió Braulio Ávila, por parte del dominicano Juan Carlos Payano, pero el soportar el castigo le dio como recompensa la Medalla de Bronce, la número 16 para México y con orgullo la habrá de mostrar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas