Un rumor de 400 metros planos, sin presea

El rumor parecía convertirse en una cruda y lamentable realidad.

El rumor parecía convertirse en una cruda y lamentable realidad.

Pasaron varios días, el fin de semana comenzó de boca en boca: ¿La prueba antidoping resultó positiva?

Esta vez los 400 metros planos no fueron a gran velocidad, pasaron varios días hasta llegar a la pista del Centro Deportivo Olímpico Mexicano donde Ana Gabriela Guevara, lo desmiente, lo llama por su nombre, como lo que es para quien en los últimos años ha pasado inadvertida y ausente de triunfos, y esta vez no permitió que el rumor se llevara la medalla Panamericana, por esa mentira.

El lunes no se acercó a los medios de comunicación, los eludió a velocidad, con ese gesto del silencio, con el pretexto de su entrenamiento y de estar cansada.

Hoy, no tuvo más que afrontar la realidad, despojarse de su gesto duro, férreo, áspero, para permitir y escuchar, lo que muchos divulgaron, pero sin pruebas y sin el atrevimiento de asegurar que se había convertido en la séptima atleta mexicana con doping.

Llamó al rumor, mentira; lo adornó con frases hechas, de que no es oficial porque los responsables de los Juegos Panamericanos, las autoridades del deporte mexicano, no se lo han hecho saber y para ella la realidad es ir a competir a Río de Janeiro.

Ana Gabriela regresó a su postura, a la velocista que en pocos segundos, menos de los 49, estableció marca para callar el rumor y demostrar estar lista para la presea de los Panamericanos.

Ana se unirá, seguramente a las mujeres mexicanas que hasta el momento han logrado preseas de oro en Río de Janeiro, como la levantadora de pesas Carolina Valencia; las taekwondoínes Alejandra Gaal, Iridia Salazar y María del Rosario Espinoza.

De no hacerlo con las doradas estaría con las de plata, como la ciclista Alessandra Grassi, las levantadoras de pesas Damaris Aguirre y Cynthia Domínguez o la nadadora Patricia Castañeda.

Pero también si no está en ese grupo, no sería raro verla con las de bronce, como la ciclista Laura Morfín, el equipo de gimnasia, Samantha Terán, de squash y Alix Moncada de tiro.

Después del rumor viene la calma, la posibilidad, pero si ya se han descubierto seis doping en nuestro deporte, sin olvidarse de los tan mencionados y vergonzosos en el futbol profesional con Salvador Carmona y Aarón Galindo, debe darse un seguimiento absoluto a estas anomalías.

Carlos, sigues en la mira. No dejes llevarte por los malos consejos, no esperes el pase a gol, ya no tienes botínes y la decisión es tuya, no en conjunto porque el Director de la CONADE es quien falla, no su grupo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas