Carros de Fuego

'¡Los 100 metros se corren con los nervios! Y tú...¿Tienes los nervios?', le dijo Sam Moussabini a Harold Abrahams en la inspiradora 'Chariots of Fire' (Carros de Fuego).

Londres, Gran Bretaña.- "¡Los 100 metros se corren con los nervios! Y tú...¿Tienes los nervios?", le dijo Sam Moussabini a Harold Abrahams en la inspiradora "Chariots of Fire" ("Carros de Fuego"), película ganadora de cuatro premios Oscar en 1982, incluyendo mejor película y mejor guión. Abrahams, un brillante estudiante de la Universidad de Cambridge lo comprendió así y se entrenó, apasionadamente y con una ambición descomunal, bajó las órdenes de Moussambini, hasta que ganó la medalla de oro para la Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de París 1924. 

Los 100 metros son la prueba cumbre del atletismo y desde los primeros Juegos de la era moderna en Atenas 1896, ningún hombre en la historia ha logrado cruzar la meta en primer lugar dos veces consecutivas. El asombroso velocista estadounidense, Carl Lewis, es el único Bicampeón Olímpico en esta distancia; ganó los 100 metros en Los Ángeles 84; cuatro años después, en Seúl ´88 terminó la competencia en segundo lugar, detrás del canadiense Ben Johnson, quien a la postre fue descalificado por doping, por lo que la presea dorada fue a parar, al final, a las manos de Lewis. 

El jamaicano Usain Bolt, actual Campeón Olímpico de la distancia, declaró hace unos días que viene a Londres 2012 a confirmar su reinado en la velocidad para, de esa forma, convertirse en leyenda. Sin embargo, Bolt ha encontrado, apenas los últimos tres meses, a un rival que le obligará a correr más rápido que nunca para poder ganar, otra vez, la medalla de oro: el jamaicano de 22 años, Yohan Blake.    

Blake se ha entrenado los últimos cuatro años en el mismo equipo que Bolt. Se trata de un joven con una ambición ilimitada, un nuevo portento que se coronó Campeón Mundial en los 100 metros en Daegu 2011, y que ya derrotó a Bolt en los selectivos olímpicos de Jamaica. Hace cuatro años, Bolt llegó con esa inercia a Beijing 2008. La gran figura de su país era Asafa Powell, hasta que en mayo, Bolt empezó a a registrar tiempos increíbles. ¿Es Yohan Blake el Usain Bolt de hoy? ¿Podrá Bolt soportar la presión de un joven que no tiene nada que perder? ¿Podrá Bolt romper esa misteriosa tendencia que impide a los Campeones Olímpicos de 100 metros repetir como ganadores? Para Bolt solo importa la medalla de oro, cualquier otro resultado sería considerado un fracaso. Ante esta escenario, nada mejor que aquellas palabras de San Moussabini a Harold Abrahams en "Chariots of Fire": "¡Los 100 metros se corren con los nervios! Y tú...¿Tienes los nervios?".

Teatro Olímpico

El teatro de Londres también se ha sumado al sueño olímpico. Desde hace unas semanas el Gieguld Theater presenta todas las noches "Chariots of Fire", una extraordinaria puesta en escena basada en la gran película que marcó a una generación hace casi treinta años, acompañada, por supuesto, por la inolvidable música de Vangelis. Además de la obsesión de Harold Abrahams de convertirse en Campeón Olímpico, esta entrañable obra relata también la vida de Eric Liddell, atleta escocés que renunció a competir en los 100 metros de París 1924 porque la prueba se disputaba en domingo, día que debía ser "dedicado a Dios" según las tradición religiosa de la que Liddell era devoto. A pesar de las presiones, Liddell fue fiel a sus creencias, y días más tarde corrió los 400 metros donde se coronó Campeón Olímpico. "Creo que Dios me creó con un propósito, pero Él también me hizo veloz, y cuando corro siento el placer que le genera que lo haga",    solía decir Liddell, quien años después moriría en un campo de prisioneros japonés durante la Segunda Guerra Mundial. 

*Si quieres conocer más historias apasionantes sobre medallistas olímpicos te invito a conocer mi nuevo libro en: www.eldiademivida.com.mx

*Te invito a seguirme en Twitter: Antonio_Rosique

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas