Regreso contundente de María Espinoza al primer plano del TKD

El proceso de selección del taekwondo mexicano rumbo a los Juegos Olímpicos está a la mitad del camino, luego de disputarse los Abiertos de Estados Unidos y Alemania.

El proceso de selección del taekwondo mexicano rumbo a los Juegos Olímpicos está a la mitad del camino, luego de disputarse los Abiertos de Estados Unidos y Alemania. Al parecer el regreso de María del Rosario Espinoza es toda una realidad y es una de las abocadas para clasificarse a Londres 2012, pues es la que mejor forma competitiva muestra de momento, al ganar medalla de oro y bronce respectivamente en ambas competencias.

Como se sabe, el taekwondo mexicano tiene cuatro plazas ganadas para los Juegos Olímpicos, sólo falta ponerles nombre y apellido. El selectivo para formar la preselección comenzó en Aguascalientes a principios de febrero, y el proceso para definir al equipo nacional que nos representará en Londres incluye las competencias de los Abiertos de Estados Unidos, Alemania, Holanda y España, y una vez concluidos dichos compromisos, la Federación nombrará a los seleccionados.

Es importante que María Espinoza sea la representante de México en los Olímpicos, ya que su segundo puesto en el ranking mundial la ubicaría “bay” en la primera ronda de los Juegos; es decir, si la Campeona Olímpica de Beijing 2008 logra ganar dos combates en Londres, automáticamente tendría asegurada una medalla olímpica. Claro que ella tendría que mantener la segunda posición del ranking al llegar a los Juegos, algo que es muy factible.

 

María podría ser la segunda medallista olímpica de México que repita presea en unos Juegos Olímpicos desde Joaquín Capilla, quien ganó metales en los Juegos de Londres 1948, Helsinky 1952 y Melbourne 1956. Nadie ha logrado emular esa hazaña. 

Sin embargo, para que María del Rosario Espinoza llegue a Londres 2012  tiene que ganarse su lugar y mostrar contundencia, ya que  las taekwondínes que le siguen, Briseida Acosta y Guadalupe Ruiz, también tienen la vista puesta en los Olímpicos y no respetan jerarquías. Tal es el nivel de estas atletas que basta recordar que Guadalupe Ruíz dejó fuera a María del Rosario de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, mientras que Briseida atraviesa por un gran momento deportivo, avalado por la medalla de plata que obtuvo en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur 2010, y ahora el oro ganado en el Abierto de Estados Unidos.

La mano del entrenador español Ireno Fargas, forjador de Espinoza rumbo a la medalla de oro de Beijing 2008, se observa claramente en la gran reacción que María ha tenido después de quedar fuera de Guadalajara 2011. Se sabe que, como si el centro de entrenamiento de La Loma, en San Luis Potosí, fuera un santuario, muchos taekwondoínes del mundo llegan ahí para entrenar con Fargas. María Espinoza no es la excepción, pues su regreso al primer nivel tiene mucho que ver con su visita a Ireno.

Con el preparador físico cubano, Pedro Gato, no se observaba por donde María pudiera regresar como una de las deportistas número uno de su disciplina. Claro que Gato es oficialmente su entrenador, pero el trabajo técnico y estratégico viene de La Loma.

En la categoría de -58 kilogramos la lucha parece que será más que intensa, porque si bien Damián Villa ganó la plaza para México en uno de los combates más memorables del taekwondo nacional celebrado en el preolímpico de Querétaro, también es verdad que el mexiquense Diego García viene con todo buscando un lugar en esa división y recientemente obtuvo plata en el Abierto de Estados Unidos.

Hace dos años, en las instalaciones de la CONADE donde trabajaba Diego con los juveniles bajo el mando de quien actualmente es el mejor entrenador de México, Julio Álvarez, éste nos confió que Diego llegaría a ser medallista mundial y olímpico, “este chavo será nuestro próximo medallistas, ya verás”. 

Diego lleva hasta ahora un mejor paso que el propio Damián en los Abiertos de Estados Unidos y Alemania. Es probable que se tenga que definir todo en un duelo entre ambos. Villa es un guerrero y un valiente en el tatami. Difícil decisión tendrá la Federación si llegara a cerrarse de tal forma el proceso de selección.

En la categoría de - 68 kilos, se espera el despertar de gente como Idulio Islas y Erick Osornio, quienes no han tenido sus mejores eventos en Estados Unidos y Alemania. Mientras que en -49 kilogramos, Janet Alegría avanza con relativa tranquilad para llevarse la plaza olímpica, gracias a la medalla de oro obtenida en el Abierto de Estados Unidos.

Y aunque en estos momentos el taekwondo mexicano no atraviesa por su mejor momento, la posibilidad de medallas olímpicas siempre estará latente. Son cuatro plazas que representan cuatro posibilidades, pero sobre todo en dos de ellas, ya que en las categorías de María y Damián se tienen francas expectativa de subir al podio.

Te invito a seguirme: Twitter Carlos8a8a

Mail: cochoa@mediotiempo.com 
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas