Sigue caliente el tema del taekwondo mexicano

La problemática generada en el taekwondo mexicano no terminó con la decisión de nombrar como seleccionados nacionales a Diego García y Erick Osornio, quedándose fuera Damián Villa e Idulio Islas, quie

La problemática generada en el taekwondo mexicano no terminó con la decisión de nombrar como seleccionados nacionales a Diego García y Erick Osornio, quedándose fuera Damián Villa e Idulio Islas, quienes eran los favoritos para llenar esas plazas olímpicas rumbo a Londres 2012.

Es justo mencionar que la decisión de dejar fuera de la selección a los dos taekwondoínes fue estrictamente deportiva, ya que no cumplieron con un buen proceso en Estados Unidos y Europa, competencias donde se definiría a los representantes de México para la justa veraniega. La supuesta indisciplina que tuvieron Villa e Islas en Holanda no fue un factor determinante para excluirlos. 

Y es que el punto a favor de Damián e Idulio consistía en el mejor ranking olímpico que poseen, mismo que les otorgaría una  muy buena oportunidad de avanzar, sin problemas, en el primer combate en los Juegos de Londres.

 

No obstante que Idulio aceptó su exclusión del equipo y manifestó el apoyo a sus compañeros, el caso de Damián se torna distinto, luego de que su hermano, Gustavo Villa, quien fue nombrado suplente de Diego García, renunció al equipo nacional con la finalidad de que Damián fuera el suplente al recorrerse los lugares, y esto podría transformarse en todo un litigio e irse a juzgados.

En este espacio hemos mencionado en muchas ocasiones lo maravilloso que es el deporte, porque no basta decir que eres el mejor, sino que tienes que demostrarlo. Nadie duda de que Damián es un auténtico “guerrero”, dicho esto en el mejor de los sentidos, pero, ¿dónde queda el profesionalismo y la combatividad de su hermano al tomar semejante determinación? ¿Dónde está el querer trascender en el deporte por parte de Gustavo Villa? ¿Dónde está el espíritu de lucha, fuera quien fuera el rival en el taekwondo? Lejos de ser un gesto noble y solidario, resulta totalmente un acto antideportivo.

Una situación como la anterior sólo nos da a pensar, sin poderlo asegurar, que en esto está metido  el bufete de abogados que se autonombró representante de Damián e Idulio. Porque obvio, si castigan a Damián no podrá formar parte de la selección y esto representaría el inicio del pleito legal ante la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte y otras instancias.

Alguien se puede imaginar como suplente a un Damián Villa...Nosotros tampoco. Formar parte de la selección mexicana de taekwondo en estas condiciones  no es lo mejor, ni para Damián ni para el equipo. Hay momento en la vida en que debemos darle vuelta a la página y hacer el recuento de los daños. En la semana, Bernardo de la Garza, Director General de CONADE, sugirió llevar a Idulio como “sparring” de María Espinoza…Por Dios, a veces perdemos la capacidad de asombro.

Te invito a seguirme:

Twitter: @carlos8a8a
Mail: cochoa@mediotiempo.com

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas