Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
cochoa

Sin rumbo, el atletismo mexicano en Londres 2012

Domingo 8 de Julio del 2012



¿Cuándo lo perdimos?

El atletismo mexicano navega en la mediocridad ante la mirada de soslayo de las autoridades deportivas. Es el deporte por excelencia de los Juegos Olímpicos por muchas razones, pero en México su desarrollo se encuentra colapsado por las malas administraciones de la Federación encargada de dirigirla.

Aunque es la disciplina que mayor cuota de atletas incorpora a la Delegación Olímpica Mexicana con 19 elementos, lo cierto es que la gran mayoría irán a Londres con el único compromiso de participar y abonar al “número mágico” de más de 100 deportistas del que está conformado el representativo nacional.

La marcha, disciplina con alta tradición  en México, está más que abandonada. Envejeció junto con el Profesor Jerzy Hausleber “Padre de la caminata nacional” y nadie ha podido poner orden en este importante deporte. Aunque en la administración de Carlos Hermosillo al frente de la CONADE se tuvo la iniciativa de revivirla con la contratación del entrenador español Jordi Llopart, lo cierto es que no se le dio seguimiento y todo el proyecto de Llopart se perdió y quedó en el olvido. A no ser porque Éder Sánchez y Horacio Nava todavía mantienen un nivel comptetivo importante, no tendriamos nada que hacer en el ámbito internacional.

En las pruebas de pista de fondo, Juan Luis Barrios es como una isla de talento perdida en un inmenso mar de mediocridad, y para los dirigentes es un oasis con el que justifican, de alguna forma, el pésimo estado en que se encuentra nuestro atletismo.

Barrios fue séptimo en los 5 mil metros en los Juegos de Beijing 2008 y por mucho es el mejor atleta de México. Enarbola la bandera de oposición contra la actual administración de la Federación Mexicana de Atletismo, y en particular contra su Presidente, Antonio Lozano. Juan Luis se clasificó con todas las de la ley para representar a México en 5 y 10 mil metros con marca “A”.

De igual forma, el saltador de longitud, el sonorense Luis Rivera, es otra agradable excepción en la selección mexicana, porque se calificó con una marca “A” de 8.22 metros y posiblemente llegue a la Final Olímpica por primera vez para México. La primera información de su calificación fue que había saltado 8.37 metros que lo ponía como una gran posibilidad de subir al podio en Londres, al final esa marca no se hizo oficial, aunque Luis confirma que sí la hizo.

Ante tal escenario, no le quedó de otra a la Federación Mexicana de Atletismo que admitir marcas “B” como buenas para calificarse a los Juegos Olímpicos, esto, ante la imposibilidad de que nuestros atletas consiguieran el registro “A” que exige  la Federación Internacional (IAAF). Esta es la primera vez en la historia que la FMA hace tal modificación.

¿Qué sucedió con el atletismo mexicano que en la década de los noventa tuvo en Arturo Barrios a un recordista mundial de 10 mil metros? y más aún, se llegó a los Juegos de Barcelona 1992 con el que en el papel era el mejor equipo de maratón de los Juegos con Dionicio Cerón, Salvador “Halcón” García e Isidro Rico. Se dio el lujo México de dejar afuera a Andrés Espinosa, entonces uno de los mejores corredores del mundo.

Nuestro país dominaba las grandes maratones del orbe, Nueva York, Rotterdam, Londres, Berlín. Germán Silva no era sólo finalista olímpico en 10 mil metros, también era ganador de la maratón más importante del mundo como lo es Nueva York. Dionicio Cerón ganaba una medalla de plata en Campeonato Mundial de Atletismo de Gotemburgo 1995 y fue triple ganador del Maratón de Londres.

Algunos opinan que la crisis del fondo mexicano vino acompañada de la incursión de keniatas en las competencias callejeras de atletismo. Siempre pensamos que lejos de que perjudicara a nuestros corredores, la presencia de africanos los impulsaría a obtener mejores tiempos y posiciones… No fue así.  

No existió la inercia lógica que acompañara a una Ana Gabriela Guevara y a un Alejandro Cárdenas, los mejores velocistas mexicanos de todos los tiempos. A no ser de Juan Pedro Toledo, no se detectó a nadie más que pudiera tomar la estafeta, todos los mencionados fueron garbanzos de a libra. Con todo y que Cárdenas ocupa, actualmente, el puesto administrativo más importante del alto rendimiento en México, el atletismo de pista está en crisis total.

Podrán decir misa de que es la mejor generación de deportistas mexicanos…pero ¿y el atletismo, dónde está el atletismo mexicano?

Te invito a seguirme:
Twitter: @Carlos8a8a
Mail: cochoa@mediotiempo.com



Nota: Las columnas que se presentan en la seccin Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad nica de sus autores y no reflejan necesariamente la opinin periodstica de Medio Tiempo.