Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
cochoa

¿Hasta Paola, otra vez una medalla?

Miércoles 1 de Agosto del 2012



La mala noticia, es probable que México no vuelva a encontrarse con otra medalla Olímpica hasta que vuelva a la escena Paola Espinosa ahora en su prueba individual de la plataforma 10 metros.

La buena noticia es que la calidad y presencia de Paola  podría traer para México una medalla de oro. Es en este momento la única clavadista en el mundo que podría arrebatarle una presea dorada a esa aplanadora  en los saltos llamada China.

La estrella que persigue a Paola Espinosa no es gratuita.

Es una estrella que la bajacaliforniana ha sabido construir a través de su vida deportiva, y se podría convertir en la salvadora de una Delegación Mexicana inflada por declaraciones irresponsables de dirigentes que gritaron a los cuatro vientos que nos encontrábamos frente a la más notable camada de deportista y el mejor ciclo olímpico de nuestro país en toda su historia.

Estos dos días de medallas mexicanas han servido como una cortina de humo o un camuflaje para que la salida de uno a uno de los deportistas nacionales no se perciba en el ambiente.

Este miércoles entrará en acción la pareja de trampolín sincronizado integrada por Yahel Castillo y Julián Sánchez. En 2011 dio la gran campanada en el Mundial de Natación de Shanghai, al llevarse la medalla de bronce, cuando sólo había practicado un día antes de la competencia. Resulta que la pareja titular de Yahel; Daniel Islas, se lesionó y entró al quite Julián para sorprender y conquista una presea del más alto calibre. Castillo y Sánchez volvieron hacer pareja en los Juegos Panamericanos de Guadalajara para colgarse el oro.

Ahora en Londres, Daniel Islas estaba designado como la pareja de Yahel; sin embargo, la Federación Mexicana de Natación dio marcha atrás a tal  decisión y se anunció que sería Julián el que haría otra vez pareja.

Por su puesto, los resultados deportivos son más que una casualidad. No se pueden dar de esta forma, y cuando esto llega a suceder es que: Una, se movieron fuerzas del universo para acomodar todo. Dos, nuestros clavadistas son excepcionales o Tres, el nivel de los clavados sincronizado sigue tan variado e impreciso que hasta los griego pueden obtener una medalla de oro tal y como aconteció en Atenas 2004.

Te invito a seguirme en Twitter: @carlos8a8a


Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios