Recibe nuestro newsletter
 

Alberto Valdés: 'Yo estuve ahí'

El equipo mexicano de ecuestre obtuvo 4 medallas en Londres 1948. (Foto: CONADE)
El equipo mexicano de ecuestre obtuvo 4 medallas en Londres 1948. (Foto: CONADE)

Carlos Ochoa | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, domingo 8 de Julio del 2012

 

Los medallistas olímpicos mexicanos son una clase privilegiada del deporte nacional. A lo largo de 116 años de historia sólo 76 han logrado colgarse una presea en unos Juegos Olímpicos. 

A través de 'Yo estuve ahí' revivimos las experiencias de estos atletas excepcionales y rendimos tributo a los hombres y mujeres que han llevado el nombre de México al punto más alto del Olimpo. 

Estadio Olímpico de Wembley, Londres, Reino Unido, sábado 14 de agosto de 1948

¡Otra medalla de oro para México en equitación!

(Video: Andrés Echevarría )

La ovación que se llevó el equipo nacional de saltos en Londres 1948 se escuchaba hasta nuestro país. Es más, todavía se escucha. Otro oro para Humberto Mariles y su caballo Arete en los Juegos Olímpicos, pero ahora estaba acompañado por los jinetes Alberto Valdés montando a Chihuahua y Rubén Uriza a Huatey.

Que lejos está aquella Londres de “sangre, sudor y lágrimas”. Hoy, sonríe con la gran exhibición que realizó el equipo mexicano que mostró la fuerza de una nación que formó parte de los aliados en esa terrible guerra que todavía enluta a la humanidad.

El primer jinete en abrir el camino para México fue Alberto Valdés. Se mostraba nervioso y poco calculador en la primera parte del recorrido que hizo con Chihuahua, pero en la segunda mitad alcanzó una soberbia montura y colocó a México en la tercera posición.

Valdés finalizó con 20 puntos malos que no lo eran tanto, si tomamos en cuenta las condiciones del terreno totalmente allanado por los torrentes de lluvia que no han dejado de caer en la capital olímpica.

No obstante, Valdés puso en la pelea a México pues Suecia e Inglaterra tenían 12 y 16 faltas de manera respectiva, y venía lo más fuerte del equipo con Rubén y Humberto.

El turno de Rubén Uriza con su caballo Huatey fue determinante, ya que logró meter a México en la primera posición. Sólo tuvo 8 faltas, empató la vuelta con el francés Jean D’Orgeix y el estadounidense Franklin Wing.  Entonces México estaba en primero con 28 faltas, Suecia segunda con 32 y España tercero con 44.

La mesa estaba puesta para que el mejor de México, Humberto Mariles consiguiera su segundo metal dorado de esta justa olímpica. Realizó un gran recorrido con tan solo 6 penalizaciones y llevar al equipo nacional a la medalla de oro.

 

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios