Marquee Club, catedral del rock en Londres

Los acordes de las guitarras y los remates de las baterías aún resuenan a poco más de un kilómetro de la sede de voleibol de playa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pues ahí en el número...
 Los acordes de las guitarras y los remates de las baterías aún resuenan a poco más de un kilómetro de la sede de voleibol de playa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pues ahí en el número 165 de Oxford Street estuvo una vez el Marquee Club, sem
Ciudad de México -
  • El Marquee albergó a las bandas representativas del rock durante tres décadas
  • Harold Pendleton, un contador de Merseyside, fundó el club en 1958
  • Músicos de la talla de Jimi Hendrix tocaron en el escenario del Marquee

Los acordes de las guitarras y los remates de las baterías aún resuenan a poco más de un kilómetro de la sede de voleibol de playa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pues ahí en el número 165 de Oxford Street estuvo una vez el Marquee Club, semillero de bandas como los Rolling Stones y Pink Floyd. Harold Pendleton, contador de profesión y entonces Secretario de la Federación Nacional de Jazz de Gran Bretaña, mezcló su habilidad con los números y su pasión por la música para construir un hogar que albergó a los grupos emergentes de jazz y rythm&blues en Londres a finales de los 50 y principios de los 60, así como a los exponentes de la psicodelia, el rock progresivo, el soul, el folk y el heavy metal en las décadas posteriores. El Marquee arrebató sus primeros aplausos del público joven y extrovertido de la capital inglesa en abril de 1958 en el sótano del Academy Cinema enclavado en el barrio de Soho, corazón de la escena musical de la ciudad en aquella época. Pendleton rescató de la ruina al antiguo salón de baile del recinto, cuyas noches de jazz agonizaban al igual que las cuentas bancarias de los antiguos arrendatarios. Sin cambios en la decoración del salón de baile, estilo circo con rayas rojas y blancas, el Marquee se convirtió en uno de los clubes más concurridos por la juventud de Londres bajo la tutela de Pendleton y su amigo jazzista Chris Barber, quienes dieron entrada a personajes como Alexis Korner y Cyril Davies, considerados los padres del R&B británico junto a su banda Blues Incorporated. El Marquee Club es “la casa de la buena música, donde nacen las tendencias y emergen las estrellas”, publicó en su momento la revista “Melody Maker”. Mick Jagger, Keith Richards y sus colegas le dieron la razón al redactor cuando debutaron bajo el nombre de Rolling Stones en enero de 1963, un año antes de que el club se mudara al espacio donde vivió su etapa dorada. Los días de Oxford Street fueron sólo el prólogo de lo que estaba por venir y la notificación de desalojamiento que entregó el dueño del Academy Cinema a Pendleton dio pie a los mejores años del club. El primer Marquee se despidió con la presentación de los Yardbirds, entre quienes figuraba como guitarrista Eric Clapton. Tras la clausura, se abrió un nuevo capítulo para el club no muy lejos en el número 90 de Wardour Street, hoy ocupado por un restaurante de comida mediterránea. El cambio de sede llegó acompañado de la camada de músicos más talentosa que puso pie en el escenario rojo y blanco del Marquee; The Who, David Bowie, Pink Floyd, The New Yardbirds (Led Zeppelin), King Krimson, Yes y el nombrado mejor guitarrista de la historia por la revista Rolling Stones, Jimi Hendrix, desfilaron por el club en la segunda mitad de los 60. "El Marquee era el club musical arquetípico. Los camerinos eran diminutos, impregnados de sudor y del fantástico aroma de la colonia barata para hombres, y en una noche de éxito (el club) tenía el ambiente típico de una fiesta de estudiantes en un ascensor", escribió Nick Mason baterista de Pink Floyd sobre el lugar que llegó a albergar hasta 1000 personas en sus noches estelares, cuando el cupo oficial era de 700. El inicio de los años 70 trajo consigo la licencia para vender alcohol y el Marquee abrió el bar por primera vez, además los colores de la decoración pasaron de rojo y blanco a negro con el logo del club en amarillo. La transformación dio paso a nuevos músicos, entre los que destacan Elton John, Supertramp, ACDC, The Police, The Cure, Iron Maiden y Sex Pistols. El Marquee de Wardour permaneció de pie hasta 1988 cuando el desgaste generado por las vibraciones de los instrumentos durante sus 24 años de vida le pasaron factura y las autoridades de Londres obligaron a cerrar y demoler el lugar por seguridad, enterrando uno de los capítulos más dulces de la historia del rock. Las versiones posteriores que intentaron revivir al Marquee nunca duraron más de cuatro meses, tras  la  partida de Pendleton, quien decidió abandonar la dirección del club a la par del cierre en Wardour Street. Sin embargo, el trabajo ya estaba hecho y el legado dejado sobrevivió al paso del tiempo y hoy se puede ver materializado en el Festival de Rock de Reading, que al igual que los Stones, The Who, Pink Floyd y compañía, nació en la escena del Marquee Club.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×