La maldición del Oro Olímpico en el tenis

La historia nunca sido favorable para el Campeón Olímpico en tenis. Durante 116 años de los Juegos ningún tenista ha sido capaz de obtener la medalla de Oro en dos ediciones consecutivas.
La historia nunca sido favorable para el Campeón Olímpico en tenis. Durante 116 años de los Juegos ningún tenista ha sido capaz de obtener la medalla de Oro en dos ediciones consecutivas.
 La historia nunca sido favorable para el Campeón Olímpico en tenis. Durante 116 años de los Juegos ningún tenista ha sido capaz de obtener la medalla de Oro en dos ediciones consecutivas.
Ciudad de México -
  • Sólo 2 medallistas de Oro en singles han repetido en el podio de los JO

La historia nunca sido favorable para el Campeón Olímpico en tenis. Durante 116 años de los Juegos ningún tenista ha sido capaz de obtener la medalla de Oro en dos ediciones consecutivas. Con la baja de Rafael Nadal para Londres 2012 se sumó un nuevo medallista que no defenderá su título. A lo largo de las 13 ediciones en las que el 'deporte blanco' ha formado parte del programa olímpico, ningún singlista, hombre o mujer, ha conseguido la hazaña. El tenis estuvo presente en la edición inaugural de los Juegos Olímpicos en Atenas 1896 y otorgó medallas hasta París 1924. Posteriormente quedó fuera de las competencias hasta Seul 1988, cuando fue reincorporado al programa. En total han habido 13 medallistas de oro en el singles varonil y 11 en la rama femenil. Uno tras otro estos 24 jugadores han fracasado en el intento de repetir su posición en lo más alto del podio. La escasez de éxito para el campeón olímpico defensor no se limita a la dificultad para defender el Oro. Sólo el sudafricano Charles Winslow y la alemana Steffi Graf consiguieron regresar al podio cuatro años después de colgarse la medalla dorada. Winslow fue campeón en Estocolmo 1912 cuando venció a su compatriota Harold Kitson en la Final. Ocho años después, pues los Juegos se cancelaron en 1916 por la Primera Guerra Mundial, el sudafricano cayó en las Semifinales contra el japonés Ichiya Kumagai y se quedó con el bronce. Por su parte, Steffi Graf cumplió en Seul 1988 con la etiqueta de favorita y se llevó la medalla áurea. En Barcelona 1992 la alemana llegó a la Final sin perder un solo set, pero fue sorprendida por una joven de 16 años llamada Jennifer Capriati y se quedó con la plata. Además de avanzar a la Final en dos Juegos Olímpicos consecutivos, Graf también obtuvo el oro en Los Angeles 1984. Sin embargo, en aquella ocasión el tenis fue un deporte de exhibición. La única excepción a la regla fueron las estadounidenses Mary Joe Fernandez y Gigi Fernandez, quienes fueron medallistas de oro en dobles en Barcelona 1992 y Atlanta 1996. La lesión de Rafael Nadal y el retiro de Elena Dementieva en 2010 garantizan que aunque los Juegos Olímpicos de Londres 2012 no hayan iniciado, la maldición del Oro en tenis continúe al menos por cuatro años más.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×