Mexicanos, listos para apoyar al Tri Olímpico

Ocho meses han sido suficientes para que Newcastle enamore a una familia mexicana. Jaime Torres, trabajador de Pemex tuvo que dejar tierra azteca y emprender una aventura con su familia rumbo a...
Ocho meses han sido suficientes para que Newcastle enamore a una familia mexicana. Jaime Torres, trabajador de Pemex tuvo que dejar tierra azteca y emprender una aventura con su familia rumbo a Gran Bretaña donde estudia un doctorado.
 Ocho meses han sido suficientes para que Newcastle enamore a una familia mexicana. Jaime Torres, trabajador de Pemex tuvo que dejar tierra azteca y emprender una aventura con su familia rumbo a Gran Bretaña donde estudia un doctorado.  (Foto: Aldo Gutiérrez)
Newcastle, Inglaterra -
  • La familia Torres-Malagón es originaria de Tabasco, pero vive en Newcastle

Ocho meses han sido suficientes para que Newcastle enamore a una familia mexicana. Jaime Torres, trabajador de Pemex tuvo que dejar tierra azteca y emprender una aventura con su familia rumbo a Gran Bretaña donde estudia un doctorado en aguas profundas.

Su esposa Alexandra Malagón, sus hijos Jaime, de 12 años, y Sofía de nueve, son el resto de la tripulación en un viaje llamado Newcastle. Los cuatro se han tenido que adaptar a una nueva cultura y forma de vida, por eso cuando supieron que el Tri estaría en su nueva tierra brincaron de alegría, no sólo podrían ver jugar al cuadro nacional, también escucharían otra vez el español hablado por un mexicano.

A las afueras de los campos de la Universidad de Newcastle, Alexandra intenta que su hijo Jaime y un amigo que vino a visitarlo, Edgar, logren entrar para tener autógrafos de los jugadores; la seguridad se los impide, es casi imposible acercarse a los seleccionados si éstos están concentrados en el hotel o entrenando, sus únicas opciones se remontarán a cazarlos en el centro comercial.

La desilusión no se aparece, se conforman con ver al equipo este próximo jueves cuando el Tri debute en Juegos Olímpicos frente a República de Corea; por supuesto ya tienen boletos, los compraron desde hace tiempo.

"Tenemos los boletos, compramos desde que salieron aunque ahora nos hemos enterado que el estadio no se llenará y terminarán regalándolos; pero nosotros ya tenemos los nuestros, también compré el de mi papá que viene a ver el juego desde México", señaló Alexandra quien estudia inglés británico para poder dar clases de español.

Adaptarse a Newcastle no ha sido difícil para la familia, Alexadra llegó con muchas incógnitas, pero oriundos de Tabasco recibieron "cachetada con guante blanco" los británicos de inmediato los arroparon y ya hasta encontraron a una inglesa que comercializa productos de comida mexicanos.

Este jueves serán parte de una porra que presume no rebasará las 200 personas, entre familiares de jugadores y mexicanos que radican en Newcastle.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×