Oscar Pistorius, 'piernas' que no conocen límites

Pretoria, capital de Sudáfrica, mezcla de culturas, idiomas y creencias religiosas, la nación del arco iris, vio nacer a un infatigable guerrero, Oscar Leonard Carl Pistorius,
 Pretoria, capital de Sudáfrica, mezcla de culturas, idiomas y creencias religiosas, la nación del arco iris, vio nacer a un infatigable guerrero, Oscar Leonard Carl Pistorius,
Ciudad de México -
  • Las prótesis de Pistorius tienen un costo de unos 24 mil euros
  • Su mejor marca personal es de 45.07s en los 400m

Pretoria, capital de Sudáfrica, mezcla de culturas, idiomas y creencias religiosas, la nación del arco iris,  vio nacer a un infatigable guerrero, Oscar Leonard Carl Pistorius, Hijo de Henk y Sheila Pistorius, su padre ingeniero de profesión, dirigió durante años una mina de cal en su ciudad, profesión que permitió pagar el alto costo de las prótesis transtibiales de fibra de carbono que necesitaba su hijo debido a la falta de las extremidades inferiores por una malformación de nacimiento que provocó la amputación de ambos miembros. Seis meses después de la operación, Oscar recibió su primer par de piernas ortopédicas de madera. Cuando las vio, sus padres le enseñaron a utilizarlas como herramienta y con el tiempo, Oscar sabría que serían el soporte para mantenerse erguido frente a la difícil vida que le deparaba el destino. El arraigo familiar hacia el deporte que tenía la familia Pistorius un aliciente para Oscar; basquetbol, criquet, tenis, futbol, waterpolo y rugby, son algunas disciplinas que practicó, sin embargo, fue en el tartán de la Universidad de Pretoria donde tomó verdadero amor a sus prótesis. El entrenador Ampie Louw quedó fascinado la primera vez que lo vio correr, su larga zancada y movimiento natural para imprimir velocidad en la pista hizo que se ganara un lugar en el equipo. Los entrenamientos eran duros, los muñones de ‘Blade Runner’ (mote que significa ‘corredor de lámina’) terminaban sangrados y lastimados tras cada práctica, pero eso no le impedía soñar con pisar una pista Olímpica algún día. Ocho meses después, con 17 años, con el cabello rizado y frenos en los dientes, Pistorius participaba en los Juegos Paralímpicos en Atenas 2004 con unas prótesis valuadas en unos 24 mil euros, ganó Bronce en 100m y Oro en 200m planos modalidad T44. No conforme, el velocista sudafricano intensificó su preparación y bajó sus tiempos. Para Beijing 2008, arrasó con los Oros en 100m, 200m y 400m. Luego de dominar sus pruebas en Parlímpicos, aún ante atletas con una sola extremidad amputada Pistorius no se conformaba y su siguiente meta era competir frente a deportistas sin alguna discapacidad física. En el 2011, durante las sesiones de clasificación en Italia rumbo al Mundial de atletismo en Daegu, ‘Blade Runner’ sorprendió al mundo al marcar un crono de 45.07, apenas .95 centésimas arriba de la mejor marca del 2012 que hizo LaShawn Merritt en Eugene. Ya en el Mundial de Daegu, Pistorius participó en el relevo de 4x400m y se colgó la Plata. Este año, el sudafricano se colgó la presea de argento en 400m y relevo 4x400m en los Campeonatos africanos de Porto Novo. Oscar Pistorus, atleta igual a muchos pero distinto a los demás, sus ‘piernas’ no tienen límites y los desafíos nunca son suficientes, infatigable corredor, buscará en Londres la gloria que lo colocará entre los más destacados deportistas en la historia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×