Vuelve a arder Llama Olímpica tras reubicar pebetero

La Llama Olímpica, conservada en un farol durante el traslado del pebetero a su posición definitiva, vuelve a arder desde hoy en el recipiente ceremonial del estadio de Stratford.
 La Llama Olímpica, conservada en un farol durante el traslado del pebetero a su posición definitiva, vuelve a arder desde hoy en el recipiente ceremonial del estadio de Stratford.  (Foto: Reuters)
Londres, Inglaterra -
  • El pebetero está formado por 204 pétalos que representan los países en competencia  

La Llama Olímpica, conservada en un farol durante el traslado del pebetero a su posición definitiva, vuelve a arder desde hoy en el recipiente ceremonial del estadio de Stratford. Durante la ceremonia inaugural, el pasado viernes, la llama olímpica fue prendida por siete jóvenes deportistas en el pebetero situado en el centro del estadio y conservada en una antorcha el domingo durante el traslado del recipiente al acceso sur del estadio de ocho metros y medio formado. El pebetero, formado por 204 pétalos en representación de los países participantes en los Juegos, vuelve a contener la llama desde las 7.00 horas de hoy, ubicado en una zona del estadio que impide su visión desde el exterior. La ubicación del pebetero ha sido objeto de polémica porque, por primera vez en la historia reciente de los Juegos, no se ve desde fuera del estadio. El presidente del Comité Organizador de Londres 2012 (LOCOG), Sebastian Coe, aseguró este domingo que el pebetero "no se creó como una atracción para turistas". "El pebetero se ve en la gran pantalla del estadio olímpico. Va a permanecer allí. La filosofía con la que se creó no es para que sea una atracción para turistas", afirmó Coe durante la conferencia de prensa diaria del Comité Organizador de los Juegos.    El Domingo fue 'apagado' el pebetero para ser trasladado    El pebetero que alumbra el Estadio Olímpico de Londres fue apagado mientras se traslada a otro punto en el mismo inmueble, donde permanecerá hasta que culminen los Juegos Olímpicos 2012. Formado por 204 pétalos que representan al número de países en competencia, el pebetero fue encendido el pasado viernes durante la ceremonia de inauguración, aunque fue colocado en el centro del inmueble, donde no podría permanecer el resto de la justa. Así, la noche del domingo fue apagado en su totalidad para iniciar su movilización hacia otro punto en el estadio, en una de las curvas. La flama que ilumina la cita londinense quedó guardada, en espera de ser utilizada para encender nuevamente la ‘antorcha gigante’ que estará encendida hasta el domingo 12 de agosto, cuando se realice la ceremonia de clausura. Ante las críticas por la futura ubicación del pebetero en un sitio donde no es visible por la gente que está fuera del estadio, el presidente del Comité Organizador de los Juegos de Londres, el británico Sebastian Coe, aseguró la víspera que el objeto no es una atracción para los turistas. "El pebetero se ve en la gran pantalla del estadio olímpico. Va a permanecer allí. La filosofía con la que se creó no es para que sea una atracción p 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×