El japonés Uchimura, Campeón Olímpico de gimnasia

El japonés Kohei Uchimura es el nuevo Campeón Olímpico de gimnasia, tras ganar hoy la final del All-Around de los Juegos de Londres, en el North Grenwich Arena, por delante del alemán Marcel...
El japonés Kohei Uchimura es el nuevo Campeón Olímpico de gimnasia, tras ganar hoy la final del All-Around de los Juegos de Londres, en el North Grenwich Arena, por delante del alemán Marcel Nguyen y del estadounidense Dannel Leyva, Plata y Bronce.
 El japonés Kohei Uchimura es el nuevo Campeón Olímpico de gimnasia, tras ganar hoy la final del All-Around de los Juegos de Londres, en el North Grenwich Arena, por delante del alemán Marcel Nguyen y del estadounidense Dannel Leyva, Plata y Bronce.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • El japonés superó lo hecho en Beijing 2008, donde fue Plata

El japonés Kohei Uchimura, decepcionante en la competición por equipos de días pasados, sacó hoy por fin la calidad que le llevó a ser tres años consecutivos Campeón del Mundo y se colgó el Oro Olímpico del concurso completo, que suma a la Plata de Beijing 2008 y que le confirma como uno de los mejores gimnastas de todos los tiempos. 23 años, 160 centímetros de altura, 55 kilos de peso. De un físico tan frágil salió hoy la esencia de la gimnasia, en forma de seis ejercicios que admiraron en silencio los 16 mil espectadores del North Grenwich Arena de Londres y que convencieron plenamente a los jueces, que le dieron 92.690 puntos, 1.659 más que al alemán Marcel Nguyen, Medalla de Plata. El Bronce fue para el estadounidense Danell Leyva (90.698), tras una remontada imparable en los dos últimos aparatos, en los que fallaron el japonés Kazuhito Tanaka y el ucraniano Oleg Verniaiev, hasta entonces en posiciones de podio. Uchimura sumó desde la Plata de Beijing 2008 tres títulos mundiales consecutivos, una gesta inédita en la gimnasia mundial. A su brillante historial le faltaba el Oro Olímpico y en Londres falló en el primer intento, el de la competición por equipos, en la que Japón se quedó con la Plata en gran parte por los errores de Uchimura. Pero hoy se olvidó de sus dos malas actuaciones en caballo con arcos y abrió con brillantez en este aparato, sacando provecho de una cintura de goma. Fue el único por encima de los 15 puntos (15.066). Controló luego las anillas a su antojo (15.366, sólo peor que Nguyen), antes de hacer un salto cercano a la perfección, a cámara lenta, sin moverse un centímetro en la salida (16.266). También aquí fue el mejor. Aunque bajó ligeramente el nivel, quizá para asegurar, en las paralelas (15.325), en la barra fija volvió a dar una lección (15.600) con sueltas perfectas y vuelos de altura, con esa sensación de total ligereza que ofrecen sus movimientos. Uchumira debía cerrar en suelo, el aparato en el que es campeón mundial. Tuvo que apoyar las manos en la segunda serie acrobática para no caerse (15,100), pero ya tenía margen para eso y para más, máxime tras el simultáneo error en caballo con arcos de su inmediato perseguidor, para entonces su compañero Tanaka. Uchimira celebró el Oro con gestos de rabia, un desahogo tras las frustraciones de los primeros días. Fruto de esos errores solo tendrá oportunidad de sumar una medalla más, en la Final de piso, la única para la que se clasificó. La primera medalla que gana Alemania en el concurso completo desde Berlín 1936 no fue responsabilidad de sus dos líderes en los últimos años, Fabian Hambüchen (hoy decimoquinto) y el subcampeón mundial Philip Boy (ni siquiera clasificado), sino de Marcel Nguyen, de 25 años, que hasta ahora solo conocía éxitos a nivel europeo. Con espléndidos ejercicios en anillas, suelo y paralelas acumuló renta para compensar pequeños errores en los demás aparatos. Llegó a la última rotación en tercera posición, pero el grave error de Tanaka en caballo con arcos le empujó a una segunda plaza que recibió con cara de incredulidad. La Medalla de Bronce le costó un mundo a Denell Leyva, lastrado un día más, como en el concurso por equipos, por su floja presentación en caballo con arcos. Aunque los brazos estuvieron a punto de cederle en el último elemento de fuerza, logró evitar la caída. Antes había completado el piso con sensación de abrumadora seguridad y, a la postre, sería el mejor en esa disciplina. No estuvo al nivel de los japoneses en anillas, con balanceos evidentes, y a mitad de concurso era decimoséptimo. Leyva tuvo el mérito de no rendirse y creer en sus posibilidades hasta el final. Con un salto solo estropeado por un pasito atrás subió a la undécima plaza, pero tuvo que ser el mejor en paralelas y en barra para alcanzar el podio. Su padrastro y entrenador Yin Álvarez, como Leyva nacido en Cuba, ofreció un entretenido espectáculo de saltos, gritos y aspavientos durante toda la competición para celebrar la actuación de su alumno. El ucraniano Mykola Kuksenkov y el ruso David Belyavskiy terminaron cuarto y quinto. Único representante sudamericano en la final, el brasileño Serio Junior Sasaki acabó décimo. .

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×