Se anima Laura Sánchez hasta Río 2016

El bronce le cambió los planes a Laura Sánchez, quien antes de obtener esa medalla contemplaba ser madre una vez terminados los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
 El bronce le cambió los planes a Laura Sánchez, quien antes de obtener esa medalla contemplaba ser madre una vez terminados los Juegos Olímpicos de Londres 2012.  (Foto: Juan Martín Montes)
Ciudad de México -
  • La clavadista llegó esta noche a la Ciudad de México
  • Consideró que las mujeres son más soñadoras en comparación con los hombres

El bronce le cambió los planes a Laura Sánchez, quien antes de obtener esa medalla contemplaba ser madre una vez terminados los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Hoy, impulsada por el éxito espera llegar a Brasil 2016, aunque para esa justa se enfocará en los clavados sincronizados, también en trampolín de 3 metros.

La medallista arribó esta noche a la Ciudad de México acompañada de su esposo y entrenador, Francisco Rueda, ya que ambos viajaron prácticamente a la mañana siguiente después de la competencia en que fue tercer lugar.

"Pensábamos en el bebé pero yo creo que vamos a esperar"

"Pensábamos en el bebé pero yo creo que vamos a esperar", expresó.

“Quiero llegar a Río en la prueba de sincronizados, para la individual había estado un poquito titubeante, no saber si dejarla descansar o seguir pero después de esta competencia viene la Serie Mundial el próximo año y son competencias que no quiero dejar pasar”, expresó en el aeropuerto de la Ciudad de México.

Sin imaginar quién podría ser su pareja para ello, Sánchez recordó que primero debe atenderse la lesión en el hombro izquierdo, para lo cual reposará un par de semanas con la intención de evitar la cirugía.

El motivo por el que han sido más las mujeres que los hombres quienes han obtenido medalla en Londres es porque ellas son más soñadoras, consideró la atleta.

“A qué se debe, la verdad es que no sé realmente, pero tal vez somos más soñadoras, nos gusta soñar un poquito más y a veces entre sueño y sueño las cosas se van logrando”, mencionó.

También recordó que por el momento los clavados están haciendo historia en el deporte mexicano y reiteró que, más que los escándalos en su carrera, los incidentes que la hicieron más fuerte y debió superar fueron las lesiones.

Aunque cansada, Sánchez atendió a la gran cantidad de medios y aficionados que le solicitaban fotografías, a pesar de que la noche de su competencia durmió sólo cuatro horas porque a la mañana siguiente debía estar en el aeropuerto para volver a México.

“No he tenido la oportunidad de disfrutar la medalla pero espero ya estando en mi casa poderlo hacer”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×