Recibe nuestro newsletter
 

'Diversidad' de Oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012

El clavadista Matthew Mitcham fue medallista de Oro en Beijing 2008 (Foto: Getty Images)
El clavadista Matthew Mitcham fue medallista de Oro en Beijing 2008 (Foto: Getty Images)

MEDIOTIEMPO | Agencias
Londres, Inglaterra, viernes 10 de Agosto del 2012

  • Sólo 23 deportistas de los 10 mil que compiten en Londres son abiertamente gays 
El jinete británico Carl Hester ganó una Medalla de Oro en el dressage por equipos. La mediocampista estadounidense Megan Rapinoe, quien anotó tres goles en el torneo de futbol femenino, y varias de las jugadoras de Holanda que disputarán la Final de hóckey sobre césped se han declarado abiertamente gays.

Pero seguramente hay muchos más triunfos de atletas gays de los que nadie se entera.

Hay más de 10 mil deportistas compitiendo en Londres 2012, pero cuando el portal gay OutSports.com hizo la cuenta de cuántos son abiertamente gay, encontró sólo 23 nombres.

"Es una cifra muy baja", declaró uno de los fundadores del portal, Jim Buzinski. Agregó que, comparado con el mundo del arte, la política y las empresas, "el deporte es el último clóset que queda en la sociedad".

Si bien los estimados del porcentaje de gays que hay en la población varían mucho, está claro que los deportistas olímpicos que admiten ser homosexuales son pocos.

Sólo un puñado lo han hecho, incluídos Hester, Rapinoe, la basquetbolista estadounidense Seimone Augustus, el nadador australiano Matthew Mitcham y la tiradora de arco sudafricana Karen Hultzer.

"Soy tiradora con arco, cuarentona y lesbiana", declaró Hultzer, de 46 años, a OutSports. Agregó que añora ver el día en que la orientación sexual de una persona no sea un tema de conversación.

"También me siento alterada antes de tomar mi primera taza de café. Ninguna de estas cosas me define, son simplemente parte de mí", sostuvo.

Organizaciones de gays dicen que esa población ha sido muy bien recibida en Londres 2012, al punto de que hay una Casa del Orgullo Gay que tiene el aval oficial de los organizadores.

El Director Ejecutivo del Comité Organizador Paul Deighton dijo que se procuró crear "un ambiente seguro para los atletas lesbianas, gays, bisexuales y trasgéneros".
 
Hay un dato que llama la atención: Sólo tres de los 23 deportistas que admitieron ser gays son hombres. El más conocido es Mitchman, cuya biografía en Twitter lo define como "ese clavadista gay, que ganó una Medalla Olímpica de Oro en el 2008". Ahora procura revalidar su título en el trampolín de 10 metros.

Rapinoe, quien salió del clóset este año, dijo que a los hombres les resulta más duro que a las mujeres admitir públicamente su orientación sexual.

"Creo que hay muchas mujeres gay en el deporte y que eso es bien sabido en sus equipos. Pueden hacer una vida bastante abierta sin llamar la atención de la prensa", expresó. "Pero, lamentablemente, entre los hombres no se registra el mismo clima en los vestuarios".

Un factor que entra en juego es el temor de perder patrocinios. Los patrocinadores jamás admitirán que rompen vínculos con un deportista que revela ser gay, pero pocos están dispuestos a corroborar si eso es cierto o no.

Buzinski cree que el ambiente está mejorando para los gays y que hay cada vez más deportistas dispuestos a hablar contra la homofobia.

Muchos atletas dicen que el salir del clóset es una experiencia positiva y que incluso hace que mejore su rendimiento. Rapinoe, por ejemplo, anotó dos goles en las semifinales contra Canadá.

"Como que te sacas un peso de encima", dijo la futbolista. "Estoy jugando mejor que antes. Creo que lo disfruto más y soy más feliz".

[AP]

Comentarios