Siempre tuve en la cabeza la Medalla: Oribe Peralta

Cuando tomó sus maletas en Torreón, Coahuila, los hijos de Oribe Peralta se acercaron para darle un dibujo donde era representado con la Medalla de Oro colgada al cuello. Desde ese momento el...
 El delantero de Santos tuvo una Final soñada.  (Foto: Notimex)
Londres, Inglaterra -
  • Oribe Peralta anotó los dos goles del triunfo de la Selección Mexicana
  • El delantero dedicó la presea a su familia

Cuando tomó sus maletas en Torreón, Coahuila, los hijos de Oribe Peralta se acercaron para darle un dibujo donde era representado con la Medalla de Oro colgada al cuello. Desde ese momento el delantero grabó en su mente la idea de regresar con la presea.

Con dos goles marcados con su sello, la Selección mexicana alcanzó la presea dorada al vencer 2-1 a Brasil en la Final de los Juegos Olímpicos y ahora va de regreso a casa con el metal obtenido en Londres.

“(La Medalla) Es de mis hijos, cuando salí para acá me dieron unos dibujos con la Medalla de Oro y es el justo regalo para ellos. Desde que salí de México nos metimos en la cabeza de regresar con una Medalla a México”, aseguró Oribe tras finalizar el duelo en Wembley.

"Cuando salí para acá me dieron (mis hijos) unos dibujos con la Medalla de Oro y es el justo regalo para ellos"

El goleador laguero se descartó como héroe del partido, pues destacó que el trabajo del equipo fue lo que valió para ganar el título olímpico en el Estadio de Wembley.

"No (soy el heróe). Es un equipo de 18, me atrevería a decir que de más, por todos los utileros, la gente que nos facilita las cosas, asajistas, los que arreglan los viajes, todos tienen importancia en esto", compartió el delantero.

Sin poder asimilar lo que estaba viviendo, en su mente quedarán los instantes en que recibió la medalla y pudo cantar el himno nacional mientras su bandera era izada.

"Todavía no estamos asimilando lo que hemos hecho, con un poquito más de calma, en el camión, ya más tranquilo, ahí empiezas a darte cuenta de lo que realmente hicimos.

"Pero es una alegría impresionante, cuando te ponen la medalla en el centro del campo, cuando cantas el himno nacional, es una sensación que no cualquiera vive, es indescriptible".

Oribe que espera no haber vivido el partido de su vida, pues desea que haya muchos más llenos de éxito, aceptó que pensar en quedarse en uropa no es algo que le quite el sueño, aunque "sería un reto bonito".

Por lo pronto quiere disfrutar y que valoren una generación que aún puede dar mucho más. "Se marca a todo México, es una generación impresionante, la mayoría han ganado todos los torneos importantes que han tenido. En el último año, desde el Panamericano, ganaron todo lo que han jugado, es una sensación que te deja el acostumbrarse a ganar, que sabes que le puede competir de tú a tú a cualquiera y que le puedes superar dentro de la cancha.

"Todo está en la mente, mientras nosotros creamos en nosotros mismos, nadie nos puede parar", sentenció.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×