Por fin debutó Sin Cara

Lejos está el debut de ese joven originario del Distrito Federal en la Arena México, también queda ya lejos cuando consiguió el torneo de la Gran Alternativa al lado del Hijo del Santo.

Lejos está el debut de ese joven originario del Distrito Federal en la Arena México, también queda ya lejos cuando consiguió el torneo de la Gran Alternativa al lado del Hijo del Santo, ahora, este joven se ha convertido en un luchador con un impacto mediático a gran escala. El entonces llamado Místico se logró ganar a la gente con un sinfín de vuelos, acrobacias y lances vistosos y arriesgados, poco a poco la afición del CMLL lo hizo ídolo y lo lanzó al estrellato. El también llamado “seminarista de los ojos blancos”, empezó a crecer como la espuma, desafortunadamente su ego también lo hizo, lo cual provocó que se ganara la antipatía de muchos de los aficionados y algunos de sus compañeros. Los aplausos y vitoreos se empezaron a convertir en sobrenombres y abucheos, situación que al “Príncipe de Plata y Oro” le desagradó en demasía y lo hizo volver a poner los pies sobre la tierra y por todos los medios intentara recuperar a su público. Su paso como rudo fue fugaz pero intenso al tener una rivalidad con Volador Jr. Más tarde se invertirían los papeles con este luchador, siendo Volador el rudo y Místico el técnico de nuevo, siempre dando grandes batallas. En su paso por la lucha libre mexicana se hizo de preciados trofeos como la cabellera de Misterioso, la del Negro Casas, la de Antrax y Ébola, las máscaras de Oriental, Skayde, Sepulturero, el Hijo del Diablo y la más recordada la de Black Warrior, además de ganar un sinfín de campeonatos, en especial del IWRG y del CMLL. Místico lo ganó todo. Debo de reconocer el crecimiento como luchador de este gladiador. Cuando inició siempre le critiqué que no sabía llavear, que siempre hacía lo mismo, con el paso del tiempo aprendió más técnica y mejoró sus movimientos, aunque no son su fuerte, ya que lo suyo es la lucha espectacular y arriesgada, la lucha aérea. Uno de los ídolos mexicanos de los últimos años decidió emigrar a Estados Unidos y probar suerte en la empresa más grande de la unión americana, la WWE. Tras semanas de especulación y posterior confirmación inició su viaje, Místico tuvo que adaptarse al estilo de lucha de la empresa y poco a poco lo ha ido haciendo, hace unas semanas debutó oficialmente en la marca RAW ante Primo en un evento no televisado,  y por fin este lunes se hizo su aparición en televisión al rescatar a Daniel Bryan del ataque de Sheamus. Nervioso por su debut, el ahora llamado Sin Cara realizó un salto para entrar al cuadrilátero el cual casi falla, pero una vez dentro del ring supo controlar esos nervios y aplicó unas tijeras y un par de patadas al celta, para rematarlo con una plancha hacia afuera del ring, la cual sorprendió a todos los aficionados que presenciaron el momento y que antes de esto se vieron desconcertados por la llegada del mexicano, ya que algunos no sabían quién era. Ahora empieza en verdad la aventura llamada de WWE para Sin Cara, donde estará empezando de cero y buscará hacerse de un lugar como ya lo ha hecho Rey Mysterio y también empieza a conseguirlo Alberto del Río. Ahora el amado por muchos y odiado por otros, tiene la atención de todos los fanáticos de la lucha libre mexicana y buscará demostrar por qué llegó a una de las empresas más famosas de la industria. Esperemos conserve ese estilo que lo caracterizó en México, que siga sorprendiendo a todos los aficionados de WWE, así como a sus compañeros en la empresa, que coseche muchos éxitos y le deseo la mejor de las suertes. Bueno me despido, no sin antes agradecerles su tiempo y nos leemos la próxima caída. Dudas, comentarios o simplemente para hablar de lucha libre, les dejo mi Twitter @apolovaldes

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas