Mi experiencia en WWE

Este fin de semana se escribió historia dentro de la WWE, ya que grabó sus programas en la Ciudad de México.

Este fin de semana se escribió historia dentro de la WWE, ya que grabó sus programas en la Ciudad de México, un hecho deja en claro que nuestro país es uno de los mercados más importantes de la empresa estadounidense, ya que es difícil que decida salir de Estados Unidos para llevar sus eventos. Tuve la fortuna de asistir a los dos eventos y sin duda es una experiencia muy distinta a cualquier evento que haya asistido de lucha libre en nuestro país, ya que la empresa estadounidense factura en millones de dólares y tiene los recursos para tener en cada uno de sus eventos pirotécnica, además un enorme despliegue técnico. Les contaré la experiencia que viví en esos dos días, para empezar en mi llegada me sorprendió la ausencia de vendedores ambulantes, los cuales siempre se ponen a las afueras de cualquier evento, con los suvenirs (la mayoría piratas), pero que no faltan a evento alguno, en el Palacio de los Deportes, así que la única forma de conseguir un recuerdo era en los stands oficiales de la WWE al interior del local. En los mismos, la mercancía de John Cena y Sin Cara eran lo que abundaba y sin duda lo más vendido, alcance a ver un par de playeras de CM Punk, Christian, The Miz y HHH, lo que me sorprendió fue que hubo muy pocas playeras referentes a Alberto del Río que sin duda se vendió como pan caliente, aunque creo que faltó visión en ese sentido, ya que WWE pudo haber aprovechado para vender lo que sin duda no se venderá tanto en Estados Unidos, un vendedor me comentó que tenían cerca de 50 playeras por stands, siendo al redor de 500 en todo el local, para tantos fans. Pero bueno, ya en lo que es el evento, es impresionante lo que ha logrado WWE en México, ya que para Raw consiguió llenar el recinto, aunque Smackdown no lo logró, sí tuvo una buena entrada, la gente de inmediato identifica las canciones, abucheó a los rudos y ovacionó a los limpios, con la excepción de Alberto del Río que sin duda dividió a la afición en su presentación. Ahora, el público que principalmente asistió fueron niños, que gracias la televisión conocen a esta empresa y sin duda John Cena se ha hecho de miles de seguidores en ellos en México como en el resto del mundo. Pero desgraciadamente estos niños han crecido sin conocer la lucha libre mexicana, ya que se impresionan con un azotón, un golpe de nudillos y los llamados “finishers” que en México son castigos normales y sin mucha trascendencia, además de los minutos en micrófono los cuales son comunes, por lo cual esta nueva generación ha crecido creyendo que la lucha libre así es por completo. Peor aún, durante el programa de Raw, Carlos Cabrera (comentarista de WWE en español) anunció la presencia de Mil Máscaras al día siguiente,  le comenté a un compañero de la prensa que tristemente ni siquiera la mitad de la gente que estaba en el recinto sabía quién era Mil Máscaras, de inmediato un niño que me escuchó volteó y me preguntó ¿Quién es Mil Máscaras? En Smackdown a la aparición de “Mr. Personalidad” le siguió una ovación de la arena, aunque muy tímida, ya que muchos sabían que era mexicano, pero no tenían idea de quién era aquel veterano enmascarado, hasta que HHH habló de su incursión en el Salón de la fama y el legendario luchador habló en español y agradeció el apoyo para finalmente ser ovacionado con una mayor intensidad. Eso sin duda es algo que reconozco y aplaudo, ya que pese a que Mil Máscaras no estuvo mucho tiempo en WWE (WWF en su época), hizo historia al ser el primer enmascarado en el Madison Square Garden, pero principalmente quiero tomarlo como un reconocimiento por sus más de 40 años de trayectoria y la leyenda que ha forjado. La lucha de los mexicanos Sin Caras fue la mejor de todas las presentadas en la gira, aunque siendo objetivo también pudo ser mejor, ya que Hunico jamás se ha podido adaptar al otrora Místico, principalmente porque ha intentado copiarle los movimientos, siendo que él no es un luchador aéreo. Desgraciadamente el respeto a la tradición mexicana, la máscara, fue pasada de largo en el duelo, ya que casi de último momento se pactó la lucha, la cual podría haber sido un evento magno en cualquier empresa en México, terminó siendo en un evento normal en WWE, al final al perder el Sin Cara Negro, pese a que se alcanzó a ver la cara, salió corriendo para evitar ser identificado. En fin, catalogo bueno el evento, ya que es el primero hecho en México, aunque no esperaba un magistral evento de llaves y contrallaves, me divertí bastante fue sin duda una experiencia de la cual no me arrepiento. Sin nada más que decir, me despido, nos leemos la siguiente caída… Comentarios, dudas o si simplemente quieren platicar de lucha libre, les dejo mi twitter @apolovaldes PD: Este fin de semana también se realizaron los Tryouts (pruebas) de WWE, se han rumorado muchos nombres, esperemos a ver si algún mexicano más se une las filas de la empresa.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas